A Pobra valora contratar seguridad privada ante la escasez de agentes de policía

El Concello paga desde esta semana horas extra a los profesionales disponibles para cubrir más turnos

Imagen de un control realizado por la Policía Local de A Pobra en el límite con Ribeira
Imagen de un control realizado por la Policía Local de A Pobra en el límite con Ribeira

Ribeira / La Voz

La situación de la Policía Local en A Pobra do Caramiñal es complicada, ya que la plantilla original cuenta con 11 agentes más el jefe, de los cuales cuatro se prejubilaron, otros tantos están de baja y uno está en comisión de servicio trabajando en otro municipio, indicó este viernes el alcalde, Xosé Lois Piñeiro. Esto provoca que solo dos profesionales estén disponibles, a los que se suman tres auxiliares: «Esta situación é previsible que se manteña durante un tempo», afirmó el regidor. Por ello se buscan soluciones y, entre ellas, se estudia la posibilidad de contratar seguridad privada, explicó el edil de Seguridade, José Andrés Lojo.

Lo que ya se hizo esta semana fue tomar la decisión de pagar horas extras a los policías disponibles. «Isto supón que no cuadrante se poidan engadir unhas cuantas noites, que non serán sempre as mesmas. Os días variarán para crear a dúbida de se está ou non a patrulla», destacó Lojo. En cuanto a la posibilidad de contar con personal de una empresa privada, el concejal pobrense apuntó que se valora la forma de hacerlo «para darlle aos veciños a maior seguridade posible».

Piñeiro aclaró que «un garda xurado non ten as mesmas competencias que un axente de policía. Non pode deter a unha persoa que está a cometer un delito, pero si alertar ás autoridades. É bastante probable que recurramos a este servizo, porque fará unha labor de vixiancia e terá un efecto disuasorio».

De acuerdo con Policía Local y Guardia Civil

El alcalde de A Pobra aclaró que si se opta por contratar seguridad privada se hará de acuerdo con la Policía Local y la Guardia Civil. En relación a esta institución, confirmó que se cuenta con su colaboración: «Saben da nosa situación e reforzan, dentro das súas posibilidades, as gardas que fan no concello. Proba delo é a recente detención polos roubos que se estaban rexistrando nos últimos días».

Estas son «medidas extremas», ya que el Concello no puede «estar pagando horas extra todo o ano, porque hai un límite legal». Además, resaltó Piñeiro, esto va a «causar un problema no futuro, xa que esas horas se usaban para eventos ao largo do ano. Pero non hai alternativa».

Aunque es una estimación, en el Concello prevén que la contratación de seguridad privada costaría unos 1.200 euros al mes: «Ao mellor un día está cinco horas e outro oito, non vamos marcar un patrón exacto para que os delincuentes non poidan saber se hai patrulla ou non».

De todas formas, el mandatario espera que algún agente que esté de baja se pueda reincorporar, lo que también permitiría contratar a un auxiliar más: «Por agora non é posible incrementar o número de auxiliares se non teñen axentes que os poidan acompañar e respaldar».

Por otra parte, Lois Piñeiro dijo no tener dudas de que las bajas de los policías son justificadas. También hizo hincapié en que el año pasado, a causa de la pandemia, no se convocaron oposiciones: «Temos as prazas solicitadas á Xunta, e o convenio que temos asinado coa Academia Galega de Seguridade Pública permite que se faga un proceso selectivo, pero o que pasa no caso da policía é que é longo, xa que primeiro están as probas e despois as prácticas, polo que pasa tempo ata que poidan incorporarse. Este ano o exame será o 26 deste mes, polo que a perspectiva de incorporación é dentro de bastantes meses».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

A Pobra valora contratar seguridad privada ante la escasez de agentes de policía