El picudo se lleva por delante otras dos palmeras de los jardines de A Pobra

A POBRA DO CARAMIÑAL

ANA LORENZO

Los operarios talaron esta mañana uno de los árboles y estaba previsto hacer lo mismo con otro ejemplar dañado

06 oct 2020 . Actualizado a las 11:55 h.

Uno de los elementos más distintivos de los jardines Valle-Inclán está a punto de desaparecer, puesto que el picudo rojo se llevó por delante otras dos palmeras que adornaban esta céntrica zona verde pobrense, y que se unen a las cerca de media docena que fueron taladas desde el año pasado. Hacía tiempo que ambos ejemplares habían perdido -o le habían cortado- las palmas por miedo a que cayesen sobre algún peatón, pero ahora se corría el riesgo de que las galerías que los insectos hacen por dentro del tronco provocaran que estos se vinieran abajo.

Desde primera hora de la mañana, los operarios vallaron la zona y procedieron a cortar una de las palmeras que se encuentra en las inmediaciones de la parada de taxis, y estaba previsto que a lo largo de la jornada se hiciera lo mismo con otra que se encuentra muy cerca. Por el momento, solo hay dos palmeras que todavía no han sucumbido, pero que también están dañados por este escarabajo.

La plaga del picudo rojo ha afectado a muchos ejemplares emblemáticos del municipio pobrense, empezando por uno que había situado detrás del concello y que se calcula que tenía cerca de cien años. Además de los de la alameda que se talaron en el último año, también se hizo lo mismo con los del parque Raquel Soler.