Medio Rural da por controlado el incendio de A Pobra, que arrasó 48 hectáreas

Las llamas se originaron sobre las tres de la madrugada en Santa Cruz, cuando aún estaba activo el foco de Posmarcos


Los montes pobrenses han vivido una noche trágica ya que ardieron cerca de 60 hectáreas de terreno en dos incendios que se registraron en las parroquias de Posmarcos y de Santa Cruz de Lesón. El primer fuego se inició sobre las siete de la tarde del viernes en una zona próxima al núcleo de A Portela, que finalmente fue controlado sobre las cinco de la mañana, y a las nueve se dio definitivamente por estabilizado. Según las primeras investigaciones, todo apunta a que fue provocado.

Al mismo tiempo que se sofocaba este primer incendio, sobre las tres y media de la madrugada se declaraba otro en la zona de Santa Cruz, en el lugar de A Aldea Vella, un entorno de muy difícil acceso, a lo que se sumaba el viento, lo que complicó las labores de extinción. La Consellería de Medio Rural desplazó a la zona cinco agentes, seis brigadas, siete motobombas y una pala bulldozer, y también se cuenta con el apoyo de los miembros del Protección Civil del municipio. Desde las nueve de la mañana se sumaron cuatro hidroaviones y siete helicópteros, según apuntaron desde la Xunta. Cerca de las tres de la tarde se daba por estabilizado este segundo incendio, que arrasó finalmente unas 48 hectáreas de terreno, y también en este caso se sospecha que fue provocado.

Además, los bomberos de Ribeira también se desplazaron a la zona porque el fuego amenazaba con llegar a varias viviendas situadas cerca de la autovía de Barbanza, aunque finalmente no llegaron a intervenir. El incendio también obligó a cortar, desde las cinco de la mañana, el acceso al monte de A Curota desde Moldes, y a las piscinas del río Pedra.

El fuego arrasa unas ocho hectáreas en Posmarcos

A. L.

El intenso humo obligó a desalojar por precaución las piscinas del río Pedras

Sobre las siete de la tarde se declaraba un incendio en la zona pobrense de San Isidro de Posmarcos, que provocaba una columna de humo que era visible desde distintos puntos de la comarca. Desde la Consellería de Medio Rural organizaron un dispositivo especial para controlar las llamas e impedir que se propagaran a pesar de que el viento dificultó estas tareas. Fuentes de la Xunta indicaron que han ardido unas ocho hectáreas de terreno. A las diez de la noche la situación estaba bastante controlada, aunque se trata de una zona de difícil acceso, lo que dificulta el trabajo de las brigadas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Medio Rural da por controlado el incendio de A Pobra, que arrasó 48 hectáreas