Muere el hombre que sufrió un infarto en un bar de A Pobra

Los servicios médicos nada pudieron hacer por salvarle la vida


ribeira/la voz

Los servicios de urgencias nada pudieron hacer por salvar la vida de un hombre que sufrió un infarto cuando se encontraba en el bar Miramar de A Pobra este mediodía. Al parecer, Miguel Cariño Outeiral, marido de la propietaria del negocio, se sintió indispuesto en el establecimiento y se alertó al 061 que envió al lugar una ambulancia y personal médico. Debido a la gravedad, se solicitó la presencia de un helicóptero para trasladarlo a un centro hospitalario. El aparato aterrizó en la playa de O Areal, próxima al establecimiento donde el hombre sufrió el percance, con el fin de llevarlo lo antes posible. La zona fue acordonada por la Policía Local y la presencia del helicóptero provocó cierto revuelo pues fueron muchos los curiosos que se acercaron hasta las inmediaciones. En el lugar, los facultativos trataron de reanimar al enfermo durante varios minutos pero, según fuentes de la Policía Local, nada pudieron hacer por salvarle la vida al fallecer poco después.

La muerte de Miguel Cariño causó un hondo pesar en la localidad pues era una persona muy conocida. Regentó el bar Miramar durante varios años y ahora era su esposa la que estaba al frente del negocio. También fue directivo del club de fútbol Puebla en su época más brillante, cuando consiguió el ascenso a Tercera División. Uno de sus hijos, Ramón, es en la actualidad directivo del equipo de fútbol. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Muere el hombre que sufrió un infarto en un bar de A Pobra