La Justicia valida los acuerdos por los que se nombraron hijos adoptivos a Segundo Durán  y Fernández Albor

La resolución da la razón al PP, que acudió al contencioso administrativo para impugnar la decisión plenaria del 2018 de revocar las distinciones porque habían sido tomadas por mayoría absoluta y no cualificada


La Justicia se ha pronunciado sobre el tortuoso y conflictivo procedimiento por el que el pleno de A Pobra del 26 de julio del 2018 revocó los acuerdos de los años 2008 y 2010, por los que se nombró hijos adoptivos al exalcalde Segundo Durán y al expresidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor. A instancias del recurso presentado por el Partido Popular impugnando esta resolución, se ha pronunciado el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número Dos de Santiago, que anula el acuerdo «por no ser conforme a derecho».

es inaplicable en este caso al estar derogado y contradecir lo dispuesto en el artículo 47 de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local»

Las distinciones concedidas a Segundo Durán y a Fernández Albor fueron anuladas porque, según el informe del secretario municipal, el reglamento orgánico del Concello de A Pobra establece que una decisión de este tipo debe adoptarse por mayoría de dos tercios y que, sin embargo, en su día ambos acuerdos se tomaron con sendas votaciones en las que únicamente hubo mayoría absoluta. En contraposición a esto, la sentencia explica que el reglamento municipal para la concesión de honores y distinciones, aprobado por el Concello de A Pobra el 25 de enero de 1996, «es inaplicable en este caso al estar derogado y contradecir lo dispuesto en el artículo 47 de la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local».

Tal y como se detalla en la resolución, que hace referencia a un dictamen del Tribunal Constitucional de 1993, «el artículo 47 ha establecido un sistema acabado de mayorías precisas para la adopción de acuerdos por parte de las corporaciones locales». Según esta disposición fijada en la legislación estatal, solo hay cuatro supuestos en los que se precisa el apoyo de dos tercios. En la resolución del tribunal compostelano se indica que la mayoría cualificada está restringida a «supuestos muy singularizados, en los que se ponen en juego aspectos constitutivos de la propia corporación local o elementos fundamentales de su estructura».

El proceso de designación de los hijos adoptivos no entra dentro de estos cuatro casos que Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local determina como sujetos a una aprobación con mayoría cualificada y, por lo tanto, una normativa de índole municipal no puede contradecir otra de carácter superior. En este sentido, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número Dos de Santiago se remite a lo indicado en su día por el Tribunal Constitucional: «La ley establece un números clausus a tal efecto y cualquier regulación que se separe de dicha previsión y extienda la exigencia de mayorías especiales a otros supuestos entraña un cambio en la concepción de la organización democrática de la institución». 

El PP insta al ejecutivo a pedir disculpas

El portavoz del PP, Manuel Durán, expresó ayer su satisfacción por el resultado del fallo judicial, que ratifica los argumentos esgrimidos en su momento por el partido y que llevaron a la presentación del recurso contencioso-administrativo. Durán, que dio a conocer la resolución judicial acompañado de María González y Javier Otero, instó al ejecutivo a pedir disculpas.

Manifestó que el fallo judicial llegó hace varios días, pero que estuvieron aguardando para ver si el Concello la daba a conocer. Al ver que no era así, el PP decidió hacerlo. Manuel Durán fue contundente al manifestar: «Lo que tiene vigencia es que el anterior secretario municipal y la anterior corporación adoptaron un acuerdo legalmente».

deben tener un poco de humildad, reconocer la legalidad y pedir disculpas a los ciudadanos por hacernos pasar por un nuevo período de enfrentamientos que estaba superado»

Duran invitó al ejecutivo a «tener un poco de humildad, reconocer la legalidad y pedir disculpas a los ciudadanos por hacernos pasar por un nuevo período de enfrentamientos que estaba superado». También indicó que debería disculparse ante las familias de Segundo Durán y Fernández Albor «porque este tipo de cosas siempre hacen daño. Tener que ir al juzgado para que se reconozca la legalidad jurídica de un acuerdo es duro».

Asimismo, Duran dijo que el propio procedimiento de anulación del acuerdo, según laresolución, no es el adecuado ni en el fondo ni en la forma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Justicia valida los acuerdos por los que se nombraron hijos adoptivos a Segundo Durán  y Fernández Albor