El BNG de A Pobra vio aprobada su solicitud de revocación de los acuerdos del pleno del 1 de octubre

La medida carece de aplicación, porque el secretario explicó que debe impugnarse la sesión


ribeira

Tenso debate el vivido la noche del jueves en A Pobra, en el que el BNG logró un acuerdo agridulce sobre lo que denomina «o pleno da vergoña». Así denomina el partido la sesión extraordinaria, celebrada el 1 de octubre, en la que la ausencia de los concejales del BNG Ramiro Ouviña y Cristina Andrade —que habían dimitido— permitió al gobierno integrado por Nós Pobra y PSOE sacar adelante una segunda dedicación exclusiva, el cargo de confianza de la secretaria del alcalde y las retribuciones por asistencia comisiones y plenos. Con el apoyo del PP, los nacionalistas vieron aprobada el jueves su petición de revocación de estos acuerdos, pero se trata de una cuestión meramente formal.

Tras muchos minutos de encontronazos verbales, en los que Patricia Lojo no tuvo reparos en acusar a BNG y PP de formar una pinza y de negociar por detrás una moción de censura: «Sede valentes e presentádea á cara», el secretario municipal explicó, a petición de la portavoz Charo Varela, la validez de la decisión.

Dijo el técnico que para anular los acuerdos tendría que impugnarse el pleno del 1 de octubre. El único partido que podría hacerlo es el PP, porque estaba presente y porque votó en contra de la urgencia de la sesión. Sin embargo, el secretario también precisó que emprender una acción así obliga a fundamentarla.

Base jurídica

Aunque el PP también acusa al ejecutivo de haberse «saltado los valores democráticos» al convocar aquella sesión, su portavoz, Manuel Durán, explicó ayer que descartan impugnar aquel pleno porque «no hay ningún argumento jurídico que lo justifique. La convocatoria fue legal».

En la práctica, esto significa que el gobierno puede mantener ambos cargos. La portavoz del BNG, Amparo Cerecedo, solicitó al secretario un informe de lo explicado. Sin embargo, no está claro qué hará el ejecutivo, porque durante el debate Charo Varela afirmó en varias ocasiones: «Traeremos este asunto a pleno as veces que faga falla».

Otro de los asuntos controvertidos fue la propuesta del gobierno para aprobar un crédito extraordinario para la compra de O O Lagar. Como había ocurrido en una sesión anterior, BNG y PP consideraron poco fundamentada la solicitud.

Tanto Cerecedo como Durán reprocharon al gobierno que estuvieran sin aclarar aspectos sobre los que se habían pedido datos concretos.

Finalmente, el gobierno accedió a dejar nuevamente el asunto sobre la mesa a la espera de alcanzar el consenso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El BNG de A Pobra vio aprobada su solicitud de revocación de los acuerdos del pleno del 1 de octubre