Chus Novo: La mujer que se enamoró de A Pobra

Nacida en A Coruña, su carrera profesional le llevó a dirigir la oficina del INEM de Boiro y a retirarse en la villa pobrense, de la que ejerció como su mejor embajadora


Ribeira / La Voz

«Chicos, ¿qué noticias tenemos hoy?». Con la pamela que usaba para esconderse del sol y la sonrisa que jamás escapaba de su boca, así nos recibía Chus cada vez que nos encontrábamos a la hora de comer en Xanxo. Nacida en A Coruña, su carrera profesional la llevó a dirigir la oficina del INEM de Boiro. Fue aquí que decidió echar raíces para retirarse en A Pobra do Caramiñal. De la villa ejerció como su mejor embajadora. Allí deja a los amigos que forjó a fuego, porque Chus jamás pasaba desapercibida.

A los que la conocimos nos enseñó dos lecciones. La primera, que no sabemos el paraíso que tenemos a nuestro alrededor hasta que alguien nos quita la venda de los ojos, la segunda, que hay que disfrutar la vida sin excusas, sacándole el jugo a cada instante.

Ella decidió hacerlo hasta que este jueves nos dijo adiós. Pero su memoria y su persona quedarán para siempre inmortalizadas en la terraza de Xanxo, en la placa cincelada en piedra que lleva su nombre. Donde muchos disfrutamos de su compañía recordaremos a la mujer que siempre tuvo un guiño cómplice, una frase que nos sacó una sonrisa, una palabra de aprecio...

A Pobra do Caramiñal pierde a una gran mujer que quiso a su gente. Descanse en paz, Chus. Desde aquí trataremos de enviarle las mejores noticias y de cuidar la tierra que tanto amó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Chus Novo: La mujer que se enamoró de A Pobra