Ribeira

A primera hora de la mañana la Consellería de Medio Rural anunció que el incendio forestal que afectó a los municipios de Ribeira y Porto do Son quedó estabilizado. Las últimas mediciones realizadas por los técnicos detectaron que el fuego arrasó unas 175 hectáreas. Fuentes de Protección Civil de la localidad sonense que también participaron en las labores de extinción, indicaron que en el monte permanecen algunas brigadas refrescando el terreno y también están pendientes de que no se reaviven las llamas. En la tarde de ayer también se produjo otro incendio forestal en la parroquia lousamiana de Tállara donde, según fuentes de la Xunta, ardieron 4,6 hectáreas de monte. Las llamas comenzaron poco después de las tres y media de la tarde y fueron extinguidas a las diez de la noche. En este operativo participaron un técnico, cuatro agentes, siete brigadas, seis motobombas, una pala, cinco aviones y cuatro helicópteros.

Fuentes de la Xunta de Galicia indicaron que para el control del siniestro que afectó a los municipios de Ribeira y Porto do Son se movilizaron 22 agentes, 36 brigadas, 23 motobombas, nueve helicópteros y cinco aviones, así como efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). 

Por su parte, el conselleiro de Medio Rural, José González, acompañado del director xeral de Emerxencias y el alcalde de Porto do Son, estuvo en el lugar de A Carballosa el sábado inspeccionando la zona y comentó que los incendios volvieron a producirse de noche pues «detectáronse 16 en toda Galicia». Anunció que ya hay sospechosos  y «xa se está a traballar por parte da Policía Autonómica e das brigadas de investigación. Proximamente teremos algunha noticia, seguro». Para afianzar sus declaraciones de que los incendios son intencionados, destacó que se están encontrando en diferfentes puntos de Galicia artefactos incendiarios, «un compoñente claro de que hai intencionalidade para facer dano e o que o fai é un delincuente».

;
Las llamas continúan activas en Ribeira y Porto do Son
;
Incendio en Porto do Son El fuego ha devorado casi un millar de hectáreas en dos días

En la localidad sonense las llamas afectaron a la parroquia de San Pedro de Muro y en especial a los lugares  de A Carballosa y Rial, según apuntó el acalde de la localidad, Luis Oujo. El mandatario también indicó que los vecinos que viven en las proximidades del fuego fueron avisados para que estuviesen alerta por si era necesario abandolar las casas, aunque no hizo falta.

Por otra parte, destacar que funcionarios de la Policía Autonómica, en colaboración con agentes forestales, lograron esclarecer el incendio registrado pasadas las nueve de la mañana de ayer en el municipio de A Pobra do Caramiñal. Hay dos personas investigadas en relación con este foco, que se dio por controlado a primera hora de la tarde.

Los policías del Grupo de Investigación de Incendios de la Xefatura de Santiago tomaron declaración a dos vecinos como presuntos autores del fuego forestal registrado en la parroquia de Posmarcos y que obligó a movilizar a un agente, tres brigadas, tres motobombas y un helicóptero. Según las primeras pesquisas realizadas, el incendio se originó por la negligencia de los investigados.

Las llamas afectaron a una hectárea de arbolado en la zona de A Mercé y se acercaron a algunas viviendas y fincas. Medio Rural dio por controlada la situación a las 15.30 horas de ayer.

En lo va de año son ya 63 las personas investigadas en toda Galicia por la Policía Autonómica como presuntos autores de incendios forestales.

La peor ola de incendios en verano calcina casi mil hectáreas en dos días

f. albo/ j. v. lado

Los siniestros de Fisterra y Porto do Son obligaron a desplazar a la unidad militar

En apenas dos días, el fuego ha devorado en Galicia casi un millar de hectáreas en la peor ola de incendios -alrededor de una veintena repartidos entre Monforte, Cenlle, Lobeira, Porto do Son y Fisterra- del verano. En los dos últimos hubo que desplazar a miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Hay por ahora dos investigados, «e haberá máis», adelantó el conselleiro de Medio Rural. «Está habendo unha actividade incendiaria moi intensa nestas noites de vento do nordeste», dijo el director xeral de Montes, apuntando a una clara intencionalidad.

Seguir leyendo

Cuando el alto riesgo es bajar la guardia en primavera y otoño

juan capeáns

La Xunta centra su esfuerzo en duplicar el tiempo de trabajo de los forestales y en más tecnología de apoyo

Si la actividad incendiaria se atenúa, Galicia todavía está tiempo de cumplir las previsiones fijadas para la temporada de alto riesgo en los montes. La Xunta se puso el reto de que no ardan más allá de 20.000 hectáreas en un período que formalmente se sitúa entre el 1 de julio y el 30 de septiembre. Sin embargo, este marco temporal ha dejado de ser la referencia para los equipos de extinción, porque cada vez es más habitual que los grandes incendios se produzcan en primavera y otoño.

¿Por qué crece la actividad incendiaria fuera de temporada?

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Estabilizado el incendio que arrasó 175 hectáreas en Ribeira y porto do Son