Cerca de 200 niños de la comarca acuden a terapia de Atención Temperá

En los últimos años han aumentado los casos de menores con trastornos de conducta


Hay determinadas patologías y trastornos que pueden llegar a superarse, o por lo menos mejorar sus síntomas, si se cogen a tiempo. Por este motivo, hace unos años la Consellería de Política Social puso en marcha el programa de Atención Temperá, del que en la actualidad se benefician un total de 886 niños de toda la comunidad ?distribuidos en 16 unidades pertenecientes a 92 concellos?, y de los que 194 son vecinos de la comarca. El personal del Centro de Atención á Discapacidade (CAD) de A Pobra, del Stand de Noia y de la agrupación Misela es el encargado de tratar a estos menores, de entre 0 y 6 años de edad, la mayoría de los cuales reciben una atención continuada tres veces al mes, mientras que el resto son supervisados de manera puntual.

Ildefonso de la Campa Montenegro, director xeral de Maiores e Persoas con Discapacidade, explicó que es muy importante tratarlos cuanto antes porque «a idades más temperás está comprobado que hai unha maior plasticidade cerebral e hai máis posibilidades de recuperación, polo que se poden conseguir moi bos resultados». La atención que se suele prestar en este servicio es transversal, puesto que se cuenta con profesionales de distintos campos, desde logopedas o fisioterapeutas hasta psicólogos que intentan hacer frente a la diversidad de pacientes que llegan a estos centros, que funcionan gracias a «unha alta implicación do ámbito municipal», reconoció el representante autonómico.

Aunque el grueso de niños que acuden a estas unidades de Atención Temperá suelen tener alguna discapacidad física o mental, también son muchos los menores que reciben terapia para solucionar sus problemas de comunicación. Además, según apuntó De la Campa, en los últimos balances se ha demostrado que cada vez hay más menores que son atendidos por problemas de conducta. «Non soamente estamos falando de casos de trastornos do espectro autista (TEA), senón que hai moitos nenos que acuden porque teñen hiperactividade, problemas de concentración nos estudios e tamén de convivencia», apuntó el director xeral de Maiores e Persoas con Discapacidade.

Nueva convocatoria

El representante autonómico también recordó que, próximamente, se abrirá una nueva convocatoria de ayudas para los concellos en los que se presta este servicio de Atención Temperá. Asimismo, explicó que la consellería está cumpliendo el ratio establecido entre el número de pacientes y el personal disponible para atender a los usuarios.

De todas formas, el objetivo de la Xunta es poder ampliar la plantilla de profesionales para mejorar la calidad del servicio.

Patologías que pueden ser detectadas por los médicos, padres y profesores

Detectar que un menor tiene problemas no solo es una tarea que implica a los padres, sino que también tienen su parcela de responsabilidad los facultativos y los docentes. De hecho, muchos de los pacientes que se atienden en los servicios de Atención Temperá de la comarca son enviados directamente por estos profesionales, según apuntó Ildefonso de la Campa.

«A gran maioría dos nenos chegan a través do sistema sanitario, porque os especialistas detectan certas patoloxías que en moitos casos poden ser graves. Tamén en cada xefatura provincial da Consellería de Educación teñen unha relación dos escolares que poden ter algúns trastorno que foi notificado polos docentes», especificó el director xeral de Maiores e Persoas con Discapacidade.

Una vez que se recibe un caso es necesario realizar una evaluación para determinar el nivel de atención y terapia que hay que utilizar con cada uno de los solicitantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cerca de 200 niños de la comarca acuden a terapia de Atención Temperá