La pobrense Aida López se hace con el noveno Atlante

El jurado reunido en Artes concedió a la coruñesa Yolanda Martínez Dorda el premio reservado a un artista gallego


ribeira / la voz

Duro fue el trabajo al que se enfrentaron en la mañana de ayer los miembros del jurado designado en la novena edición del Premio Internacional de Gravado Atlante, promovido por la fundación del museo de Artes. Se dieron cita en torno a una mesa sobre la que se extendieron los más de 300 trabajos que concurrieron al certamen. Tras examinarlos exhaustivamente e intercambiar opiniones, llegaron a la conclusión de que el máximo galardón, el que lleva el nombre de Ramiro Carregal Rey, debía recaer en Aida López Fernández. Se trata de una joven pobrense que está estudiando Belas Artes en la Facultade de Pontevedra. Recibirá un cheque por importe de 5.000 euros.

Alfonso Costa Beiro, Manuel Ayaso, Carmen Hermo, Isabel Pintado, Juan Monterroso, José Manuel López Vázquez y José Daniel Buján fueron en esta ocasión quienes tuvieron la responsabilidad de fallar el prestigioso galardón. Concedieron los tres premios siguientes, denominados Atlante y dotados con 2.500 euros cada uno, al polaco Lukasz Kazimierz Koniuszy y a los madrileños Laura Riquelme Mansilla y Óscar Valero Sáez.

Mientras, la coruñesa Yolanda Martínez Dorda recibirá los 2.000 euros correspondientes al premio reservado para los artistas de Galicia. Javier Abad, Tamara del Rocío, Nieves Viadero e Ignacio Francisco Pastor cierran la relación de distinciones, pues sus trabajos fueron designados como finalistas del concurso. Todas estas obras serán exhibidas en las instalaciones del centro museístico de Artes después del verano. En la misma exposición, el público también podrá ver otros 45 grabados que ayer fueron seleccionados.

Calidad y variedad

El jurado destacó la calidad de los trabajos que concurrieron al certamen y la diversidad de las técnicas empleadas. Sobre las obras galardonadas, hizo referencia a la juventud de sus creadores, a la sobriedad cromática de los trabajos, a su calidad técnica y a la diversidad de lenguajes plásticos, que evolucionan desde la abstracción pura hasta la figuración.

Pese a ser una joven artista, la ganadora del certamen participó recientemente en una exposición que estuvo a disposición del público en la casa de cultura de A Pobra: Afouzarte. La muestra era el resultado de un trabajo que Aida López hizo junto con sus compañeros de la facultad Verónica Fachal y Samuel González, consistente en reunir obras realizadas por niños de infantil, alumnos de instituto, miembros de la Asociación Galega de Asperger y estudiantes de Belas Artes para plantear al público el reto de descubrir a quién pertenecía cada cuadro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La pobrense Aida López se hace con el noveno Atlante