La escasez de pediatras se agudiza en verano y afectará a casi 4.000 niños

Las vacaciones del personal complican la situación y obligan a reordenar el servicio

.

En los últimos días se ha generado un revuelo importante, sobre todo en Outes y Porto do Son, ante la posibilidad de que en estos municipios se suprimiera el servicio de pediatría durante los meses de verano, y Compromiso por Galicia presentó una iniciativa exigiendo al gobierno outiense que mostrase su oposición a un recorte en este sentido. Tanto por parte del ejecutivo local como del propio Sergas señalaron que esto no es así y que no habrá cambios con respecto a la gestión de la prestación en años precedentes, lo cual no quiere decir que no existan problemas. De hecho, la escasez de pediatras es un hecho y se agudiza con las vacaciones estivales, de manera que casi 4.000 niños de la comarca se verán afectados.

La falta de especialistas en la atención a los más pequeños es un problema que provoca que no se cubran las vacaciones del personal, ni siquiera en centros de salud en los que, como en Outes, Noia, Lousame, Mazaricos, A Pobra o Porto do Son, tan solo hay un profesional. Esto supone que durante el período de descanso del titular de la plaza, los menores son atendidos o bien por el médico de cabecera de sus padres ?los de mayor edad? o por el pediatra del municipio más próximo. De hecho, los facultativos ya se organizan de manera que sus tiempos de descanso no coincidan en el tiempo.

Profesionales que trabajan la zona de Barbanza indicaron que lo lógico, ante la falta de personal, es concentrar servicios en los centros de salud próximos de tal forma que, por ejemplo, los pediatras de Noia y Lousame nunca cogen sus días de inactividad al mismo tiempo para evitar que haya demasiada dispersión y se alarguen los desplazamientos para recibir atención.

En cualquier caso, aclararon que los niños de la comarca en ningún caso quedarán desatendidos estos meses.

Sin profesionales suficientes

También desde la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública reconocieron que el problema de la falta de pediatras trasciende a la comarca y que la principal dificultad es que no hay especialistas para cubrir las sustituciones.

Añadieron que es habitual que en casos como el que se da en A Pobra, donde solo hay un médico dedicado específicamente a los más pequeños, durante las vacaciones los niños sean tratados en Ribeira. Solo los centros de salud de Santa Uxía y de Boiro cuentan con más de un pediatra, mientras que en Rianxo se reforzó la prestación con un facultativo a tiempo parcial tras las quejas de los padres, precisamente, por la carencia de especialista durante las vacaciones.

En cuando a la polémica surgida por la incertidumbre con respecto a la supresión del servicio durante todo el verano en municipios como el outiense y el sonense, el alcalde de este último, Luis Oujo, zanjó el asunto explicando que en el caso de Porto do Son el pediatra no cogerá vacaciones en los meses estivales, con lo cual no habrá problemas de atención a los más pequeños.

Sobre la confusión generada, indicó que asistió a una reunión con responsables del Sergas en la que se planteó como una posibilidad concentrar el servicio de pediatría de concellos limítrofes en un único centro sanitario durante el verano «para que os pais souberan en todo momento a onde dirixirse cos seus fillos». Finalmente, esta opción parece descartada, toda vez que fuentes de la Xunta confirmaron que las cosas seguirán como hasta ahora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La escasez de pediatras se agudiza en verano y afectará a casi 4.000 niños