El innovador profe de Educación Física que incluye «skate», surf y kayak en el temario

María Xosé Blanco Giráldez
M. X. Blanco RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

Juan Filgueira ha eliminado los deportes mayoritarios de las clases en el cole de Nebra: «Xa teñen acceso fóra do centro»

09 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Fútbol, baloncesto, voleibol, brilé, atletismo... Estos son los deportes en los que suelen adentrarse los escolares durante la etapa de educación primaria. Incluso en las zonas costeras de Galicia, donde la relación con el mar es tan estrecha, las actividades acuáticas no forman parte del temario, ciñéndose este a materias que pueden impartirse en las instalaciones escolares. Pero hay una excepción. Un colegio situado en una pequeña localidad del municipio de Porto do Son: Nebra. Allí, el profesor de Educación Física, Juan Filgueira, lleva varios años enseñando a los niños a desenvolverse en el agua.

«Sempre tentamos introducir novidades para que os alumnos se sintan motivados, dándolles o maior número posible de experiencias e, sobre todo, facilitándolles actividades que doutro xeito igual nunca chegaban a descubrir», argumenta el maestro. Este curso se empeñó en conseguir que sus alumnos aprendiesen a nadar o, por lo menos, le perdieran el miedo al agua. Para los mayores de quinto y sexto de primaria incluso diseñó una unidad didáctica, que incluye prácticas en la piscina municipal, a donde también se ha desplazado de forma más esporádica con los pequeños: «Houbo unha progresión grande no relativo a nadar e a desenvolverse na auga», señala orgulloso. Incluso dedica un apartado al socorrismo acuático, para que los chavales aprendan a sacar del agua y trasladar a una persona en apuros: «Vivimos rodeados de auga e penso que ter estes coñecementos é fundamental».

A través de convenios que el CEIP Sobrado establece con empresas locales, también son habituales en la recta final del curso los desplazamientos a la playa de As Furnas para practicar surf y a la de Aguieira, donde los kayak y las tablas de paddel surf hacen las delicias de los chiquillos: «As clases de surf funcionan moi ben, gustan moito». Incluso sin salir del recinto escolar, los niños de Nebra se preparan para dar después el salto al agua. Estos días están realizando deslizamiento sobre ruedas y skate: «Facemos unha serie de exercicios que despois lles van axudar a surfear. Aprender rápido porque son como esponxas, unhas máquinas».

Lo que Juan Filgueira hace en sus clases de Educación Física no es lo habitual, no solo por lo que tienen de innovador las materias que ha ido introduciendo en los 17 años que lleva en el colegio de Nebra, sino porque fuera de las aulas, su fuerte es el baloncesto, disciplina en la que lleva mucho tiempo ejerciendo como entrenador. Sin embargo, con sus alumnos no la toca: «A deportes maioritarios como o fútbol ou o baloncesto xa teñen acceso fóra do centro, aquí eu traballo a coordinación de outra forma».

Un patio sin pelotas

Es más, explica que en este colegio de Porto do Son se ha establecido un patio sin pelotas: «Os profesores consideramos que había que darlle outras alternativas aos rapaces para o seu tempo de lecer». Y esas son la jardinería, el juego libre con diverso material destinado al entretenimiento o la música: «Temos unha aula cunha guitarra eléctrica, un piano e micrófonos que funciona moi ben».

En su empeño por innovar y buscar actividades que agraden a los chiquillos, Juan Filgueira ya le está dando vueltas a la cabeza para despedir este curso por todo lo alto: «Teño previsto que veñan un día ao colexio en bicicleta e despois saír a facer unha ruta polas pistas forestais. Penso que é unha actividade interesante desde o punto de vista deportivo, pero tamén para conciencialos sobre o problema da contaminación».

Y de cara al próximo curso, su intención es introducir el esquí en el temario: «É unha experiencia que ao mellor algúns non chegan a vivir se non se lles dá a oportunidade no colexio».

Innovar de forma constante obliga a este profesor a estar continuamente formándose, pero reconoce que también para él es motivador: «Cando decidín introducir a natación tiven que prepararme, buscar exercicios axeitados e tentar trasladar á auga xogos de outros eidos. Hoxe en día o acceso á información é fácil». Y lo mejor, según destaca, es que siempre ha recibido el apoyo de las familias y de sus compañeros pese a lo atípico de sus clases: «Nos 17 anos que levo aquí, as actividades que propuxen nunca foron rexeitadas nin cuestionadas».

Con sus alumnos mayores, Juan Filgueira despedirá este curso con una auténtica aventura: viajando a Asturias para realizar el descenso del Sella, excursión que harán conjuntamente los colegios de Nebra y Portosín. El profe señala que con su planteamiento ha logrado elevar el nivel de motivación de los niños.