La psicóloga que combina docencia y artesanía: «Intento plasmar a esencia galega nas miñas pezas»

Laura Ríos
Laura Ríos RIBEIRA

BARBANZA

La barbanzana, que lleva años haciendo bisutería, tiene un taller en su casa en Abanqueiro.
La barbanzana, que lleva años haciendo bisutería, tiene un taller en su casa en Abanqueiro. MARCOS CREO

La artista lleva años combinando ambas profesiones trabajando como autónoma

13 mar 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Nunca deja de ser curioso el trabajo de un artesano. En un mundo lleno de factorías inconmensurables y océanos de productos en línea en los que se puede adquirir casi cualquier cosa, de repente, una persona decide nadar contracorriente. Frente a la velocidad, la eficacia y la inmediatez siguen creciendo los frutos de una manera de pensar que apuesta por formas de crear más pausadas, centradas en hacer un producto único y de buena calidad. Esa es la manera en la que Paula Tubío, más conocida en redes sociales por el nombre de su negocio, A Gata Moscovita, da vida a sus elaboraciones.

Broches, pendientes, colgantes y bolsas de tela adornadas con motivos que recuerdan irremediablemente a Galicia son los productos de la boirense que más se repiten si uno echa un vistazo a su perfil de Instagram. No es de extrañar que las panderetas en miniatura a las que da forma desde hace años triunfen cada vez que la artesana va a una feria. «Intento plasmar a esencia galega nas miñas pezas e non se me ocorreu mellor maneira que facelo a través deste instrumento», comenta.

También destacan las bolsas de tela estampadas con fotos antiguas. Lejos de utilizar la impresión digital, la barbanzana realiza estas piezas buscando instantáneas de otras épocas con las que hacer un negativo: «Moitas veces escollo as da fotógrafa Ruth Matilda Anderson e se é para un pedido concreto a xente pode traer a que lles apeteza». Para conseguir un buen resultado final la profesional utiliza la cianotipia, una técnica de revelado tradicional que le sirve para plasmar imágenes tanto en tela como sobre papel.

Ella le resta importancia a estas manualidades, mas lo cierto es que la boirense se ha convertido en toda una experta, pues lleva empleando su talento en la artesanía desde que era tan solo una niña: «Empecei a vender como tal dende o ano 2013, pero levo facendo estas cousas dende pequena, sempre me encantou facer bixutería ou o que se me puxese por diante».

Compartir experiencias

La práctica hace al maestro, por eso la creadora imparte de vez en cuando pequeños talleres con los que enseñar a sus alumnos cómo dominar diferentes técnicas y materiales. Esta no es la única manera en la que practica la docencia, pues a parte de ser gerente de su propio negocio, la emprendedora combina su actividad con la carrera que estudió: psicología.

Cuando alguien habla de este grado en concreto la gente suele pensar que la mejor salida profesional es abrir un gabinete en algún sitio e intentar ayudar a la gente a gestionar sus emociones cuando la vida descarrila, pero en el caso de Tubío no fue así. Sus ganas de descubrir y su amor por dar clase la impulsaron a hacer un máster de profesorado para más tarde especializarse en la aplicación en el ámbito social de las nuevas tecnologías.

Si alguien tuviese que explicar lo que pone en su currículo, lo más fácil es que metiese la pata, pues la barbanzana ha hecho casi de todo dentro de su campo, más en la actualidad destaca su papel como formadora para personas en situación de desempleo así como los talleres que ofrece a empresas y entidades públicas.

La emprendedora afirma no tener miedo a los cambios y sentirse como pez en el agua como autónoma: «Combino os dous mundos sen problema, levo toda a vida así, son as dúas caras da moeda da miña vocación».

Sobre la inestabilidad endémica del sector artesanal, opina que las grandes fábricas nunca van a llegar a hacer cosas tan elaboradas y centradas en Galicia como las que hacen ella u otras creadoras. Sin lugar a dudas, la gente puede comprar donde mejor le parezca, pero está claro que internet no puede ofrecer la cercanía y el amor por el arte que emanan de las palabras y obras de Tubío.