Zainab Ouchykh, una joven pluma contra el racismo

Laura Ríos RIBEIRA

BARBANZA

CEDIDA

La ribeirense, de solo 17 años, ha escrito un libro reivindicativo con fines solidarios:

11 oct 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

La adolescencia es la etapa vital más voluble del desarrollo de un ser humano, quizás la más importante, pues es cuando se forma la personalidad. Hay quien invierte esos años en excesos y desfases con amigos, horas y horas escuchando música con los cascos o estudiando, pero hay chavales que tienen un halo especial, una sensibilidad que solo son capaces de mostrar al mundo a través del arte.

Normalmente a los niños no se les deja ver el telediario, o por lo menos no se presupone que pueda causarles interés. Por el contrario, en el caso de Zainab Ouckykh, una joven escritora ribeirense, las fuertes imágenes de la guerra de Siria fueron una manera de conectar directamente con la realidad, algo que pronto empezó a traducirse en sus textos, muchas veces protagonizados por personajes hostigados por conflictos armados.

Su primer libro,Volveré, es quizá la culminación de todos aquellos relatos sin principio ni final definidos que siempre acababan cogiendo polvo en un cajón de su escritorio. Cuando alguien empieza en el mundo de la creación, lo más normal es que lo haga narrando experiencias propias o grandes aventuras en mundos fantásticos, por el contrario, Ouchykh apostó desde el principio por una novela poliédrica con la que captar todas las consecuencias de la masacre.

La historia podría verse desde tres heridas abiertas: la de una familia dividida por el conflicto, el proceso de radicalización que lleva a un joven a formar parte de un grupo terrorista y el dolor de todos aquellos afectados por enfermedades graves cuyo mayor miedo ya no es estar convalecientes, sino pensar cuanto tiempo aguantará en pie el techo de su segunda casa, el hospital: «A veces lo vemos como algo normal a través de la televisión, por eso quise contarlo desde el punto de vista de una familia».

Este pensamiento se corresponde con el de una persona fuertemente politizada a la que las causas sociales han removido la conciencia desde temprana edad: «Una vez estando en la ESO le pregunté a una compañera si sabía del conflicto entre Israel y Palestina y me dijo que no. Aluciné».

Esta capacidad de conectar con los problemas ajenos y su realidad de migrante marroquí la hicieron poder comprender mejor el drama humanitario que año tras año empuja a miles de personas a buscarse la vida lanzándose al mar en pateras: «Me educaron en la empatía, el hecho de ser de fuera me marcó muchísimo porque entiendo a una persona que sale de su país dejándolo todo atrás en busca de un futuro mejor».

Art for Dent

Esa lucha por un porvenir digno también se traduce en la ciudad que la vio crecer. Tanto es así que cuando tuvo la idea de publicar su libro lo hizo en colaboración con Fernando Yáñez, uno de los profesores que le había dado clase en el colegio Galaxia y que más la había animado a lanzarse a los brazos de la escritura. «En febrero le dije: ¿Qué te parece si lo que gane con él lo donamos para la investigación de la enfermedad de Dent?».

El ribeirense, responsable de la oenegé Art for Dent y padre del pequeño Hugo, paciente de esta dolencia que afecta a los riñones y no tiene cura, le agradeció enormemente el gesto y la ayudó en todo el proceso de corrección y edición de la novela.

La vía escogida para que el proyecto viese la luz fue la plataforma de publicación de libros de Amazon, debido a sus reducidos costes. «Los autores no pagamos nada directamente, pero la empresa va cobrando el coste de cada impresión a través del precio de los ejemplares».