Los Casio ya triunfaban antes de Shakira: «Véndense ben, pero hai que aproveitar o tirón»

Marta Gómez Regenjo
M. Gómez RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

Avispados comerciantes han colocado los relojes bien visibles como gancho

25 ene 2023 . Actualizado a las 05:10 h.

La polvareda que ha levantado el último éxito de Shakira a cuenta de su ruptura con Piqué no ha pasado de largo en Barbanza. Aunque nada tiene que ver la comarca con el culebrón que se trae entre manos la expareja, la forma que ha elegido la colombiana para ajustar cuentas está generando multitud de réditos, y no solo a ella, porque de refilón sus versos sobre coches y relojes se han convertido en un reclamo publicitario impagable que no ha pasado desapercibido para los comerciantes barbanzanos. Los más avispados han colocado en sus escaparates bien visibles sus Casio en todas las versiones y modelos posibles.

Con todo, lo cierto es que los relojes de la marca se venden solos, al menos en Barbanza, y los comerciantes consultados señalan que siempre ha sido así. Aunque, por si acaso, han puesto toda su artillería en los frontales como gancho, por si alguien anda buscando una nueva pieza para su muñeca y no acaba de decidirse por una en concreto: «Sempre os temos e véndense ben, pero hai que aproveitar o tirón», reconocían desde un establecimiento de electrodomésticos de Ribeira donde estos días llama la atención el espacio que los relojes comparten con televisores y otros aparatos electrónicos: «Témolos sempre, pero agora puxémolo fóra que sempre se ven máis».

Pese al indudable impacto publicitario que la última canción de Shakira ha tenido sobre la marca —porque no todo el mundo puede comprarse un Rolex—, no se traduce necesariamente en un aluvión de ventas de Casio: «É un reloxo demandado, sobre todo de cara a primavera e o verán, pero a ver se con isto hai agora un bum, nunca se sabe».

Desde una cadena de joyerías de la comarca reconocían que en redes sociales la canción del momento sí ha servido para promocionar la marca, pero lo cierto es que «non se vende máis agora por iso. Si se aproveita máis o tirón a nivel publicitario nas redes sociais, pero non é que haxa máis demanda pola canción».

Para todos los gustos

En este sentido, señalan que la marca está más que consolidada y, aunque en el hit de la colombiana se hable de sus productos con cierta connotación negativa, su precio y durabilidad los convierten en un valor seguro para los comercios que los venden: «Non só merca estes reloxos a xente nova, tamén a xente maior. E o modelo básico, o da correa negra de plástico, lévao moita xente que anda ao mar, porque ten bo prezo e dura anos».

En A Pobra también pueden encontrarse joyerías con profusión de relojes Casio en su escaparate. En este caso, la cantidad y la variedad es lo más llamativo en un establecimiento dedicado a la venta de este tipo de artículos. Con todo, en un establecimiento de la villa señalan cuáles son los favoritos: «Los clásicos de goma de toda la vida, y para señora también tienen mucha salida los de correa metálica, sobre todo en dorado. Los de tipo retro son los que más se venden».

En esta joyería reconocen el impacto publicitario de la canción de la que todo el mundo habla desde hace días, pero tampoco aquí hay más ventas: «A la gente sí que le llama más la atención y se paran más, pero yo los vendo continuamente, la subida de ventas no es excesiva».

Está visto: con Shakira o sin ella, los barbanzanos son más de Casio que de Rolex.

Shakira arrasa con el baile de su canción de despecho contra Gerard Piqué

Martín Bastos

Shakira va camino de pulverizar todos los récords con su nueva canción con Bizarrap, Music Sessions 53. Suma ya 150 millones de visualizaciones del vídeo en YouTube una semana después de su lanzamiento y tras haberse convertido en el tema en español más rápido en alcanzar los 100 millones de reproducciones. En Spotify alcanzó 14,4 millones de streams en sus primeras 24 horas, el mayor debut en la historia de la música en español.

La enorme repercusión de su canción le está reportando a la cantante grandes beneficios económicos, algo que ella ya parece haber tenido en cuenta a la hora de componerla al incluir su ya famosa frase: «Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan». 

Seguir leyendo