Sandra Varela, dietista: «Una buena alimentación es crucial para vivir con síndrome del ovario poliquístico»

Celia Riande García
Celia Riande RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

La profesional adapta las dietas para combatir los síntomas de sus pacientes

25 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Dicen que la alimentación es clave y que puede afectar a aspectos de la salud que, en un principio, no parecieran tener relación con lo que nos llevamos a la boca. Por ello, hay profesionales que se forman, se especializan y hacen del diseño de las dietas adaptadas a las necesidades de cada persona su auténtica pasión, mejorando las vidas de cientos de personas.

Uno de los casos en los que la alimentación es crucial para evitar mayores complicaciones de salud es quizás una de las afecciones menos conocidas en la esfera pública: las mujeres con síndrome de ovario poliquístico. De hecho, no es inusual que las que padecen sus molestias busquen ayuda profesional para, a través de su alimentación, tratar de disminuir los síntomas de este trastorno.

A esto se dedica la boirense Sandra Varela. No exclusivamente, ya que atiende a todo tipo de pacientes, pero sí reconoce que es un perfil más común cada día.

Causa o efecto

«No se sabe a ciencia cierta si la obesidad puede incrementar el riesgo de ovario poliquístico o si es el síndrome el que ayuda a que retengamos más grasa, causando el sobrepeso. Lo que sí es cierto es que suelen ir muy unidas, aunque siempre hay pacientes que no presentan este síntoma». Así lo asegura la dietista, que ha atendido a decenas de mujeres diagnosticadas con un trastorno que afecta a una de cada diez mujeres.

En cuanto a cuál es el modelo de alimentación que se debe seguir en estos casos, lo cierto es que Sandra Varela opta por las pautas conservadoras: «Hay casos que requieren terapia hormonal, pero una alimentación adecuada es crucial para vivir con síndrome del ovario poliquístico».

A la hora de escoger los alimentos, la dietista tiene claro cuáles son los pasos a seguir para contrarrestar los efectos que puede tener este síndrome en el cuerpo de quienes lo padecen: «Si hay un caso de obesidad o sobrepeso considerable, hay que intentar restringir ciertos alimentos, pero sin dejar de complementar con el ejercicio físico de forma habitual. Las verduras aportan vitaminas, antioxidantes y fibras, y si comemos fruta, siempre es mejor que sea entera y sin eliminar la piel».

Sobre el proceso de preparación de los alimentos, la dietista asegura que en este tipo de planes de alimentación terapéutica se deben tener en cuenta factores que no reciben demasiada atención en otros casos: «Hay que hilar fino, procurar que no se cuezan demasiado, que los alimentos no estén muy hechos. Las patatas, si se pueden cocer con piel, mejor, y se debe procurar tomar la pasta en su punto y el arroz no demasiado blanco, evitando que esté muy hidratado. Por último, debemos rechazar el consumo de frutas muy verdes o muy maduras, porque aumentan el índice hipoglucémico».

Aumento de la fertilidad

Uno de los aspectos más relevantes para las pacientes con síndrome de ovario poliquístico es quizás el de la fertilidad, al menos en el caso de las que ansían ser madres. Asegura Sandra Varela que es en esta etapa en la que la mayoría de mujeres con esta dolencia se animan a pedir ayuda profesional: «Cuando son todavía muy jóvenes, padecen los síntomas solas, sin pedir ayuda. En este sentido, parece que las mujeres nos acostumbramos a vivir con ello. Pero a la hora de tener un hijo es cuando vienen por aquí y quieren una dieta que les ayude a lidiar con todas sus consecuencias».

En este sentido, la boirense asegura que no existe ninguna dieta milagrosa que garantice la descendencia, pero sí aquella que mejore las condiciones de base a la hora de buscar la concepción: «Si tenemos unas condiciones físicas que no son las ideales, mejorarlas mediante unos hábitos adecuados siempre puede ayudar. Con esto no siempre es suficiente, claro, pero son muchos los suplementos que tienen el poder de favorecer la fecundidad de la mujer, como pueden ser ciertas vitaminas».