Alteración del Museo Valle-Inclán

Manuel Tomé Arca. BUZÓN DEL LECTOR

BARBANZA

12 jul 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La Torre de Bermúdez fue declarada monumento nacional de carácter histórico, artístico y cultural en 1976. Adquirida y rehabilitada con fondos públicos de todas las administraciones gallegas entre 1982 y 1987 para su exclusivo uso como casa museo, sus funciones son las propias de sede permanente del Museo Valle-Inclán. En consecuencia de su calidad monumental y de la colección de bienes que reúne y goza de la máxima protección legal y por imperativo legal, merece un trato más cualificado en cuidados y usos. Responsabilidades que por obviedad del estado de dejadez y degradación, san sido ignorados por el gobierno municipal en sus últimos legislativos.

Resulta inadmisible que sea el ejecutivo municipal de A Pobra quien en pleno 2022 adopte decisiones y protagonice gestos que entran en directa confrontación con este gran Museo Valle-Inclán.

Entre otras irregularidades, asistimos atónitos a una suma de arbitrariedades, como que sea Patricia Lojo como concejala de cultura quien resuelva, originando graves problemas defendidos por el alcalde, faltando a su responsabilidad: la arbitraria alteración del museo, desmontar una sala dedicada temáticamente a la iconografía Valle-Inclán, la retirada ocurrente y el desplazamiento sin comunicación previa a los colaboradores del museo de las obras de arte.