El Noia Portus Apostoli se repuso a las expulsiones de Power y Pirata para rescatar un punto (1-1)

La Voz RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Bruno Gomes aprovechó un balón en el minuto 36 para hacer el gol del empate

12 oct 2021 . Actualizado a las 21:07 h.

Aunque líder de la categoría, el Noia Portus Apostoli sabía que el encuentro contra un Atlético Mengíbar que llegaba colista era una trampa. No falló. Con dos expulsados, Power Raggiati en el primer tiempo y Pirata, al inicio del segundo, el bloque de Marlon Velasco tuvo que ir a contracorriente para arañar un punto con el 1-1 final.

Los problemas arrancaron tras un encontronazo entre Bingyoba y Power. El primer vio la roja; el segundo, la doble cartulina amarilla. Con inferioridad numérica para ambas escuadras, el marcador no terminó de desequilibrarse para ninguno de los dos bandos. Para eso hubo que esperar al segundo tiempo, cuando los trencillas mandaron a la ducha a Pirata tras una falta en el centro de campo.

Ese cinco para cuatro sí lo aprovechó el Mengíbar, que se adelantó con un gol de Nico Lachaga cuando se terminaban los dos minutos de sanción. Tirando de garra, el Noia Portus Apostoli buscó un gol que no terminaba de llegar. El encargado en mantener a su equipo invicto fue Bruno Gomes. El brasileño recibió en la posición de pivote, fijo a su marca y batió a Marco tras girarse. 1-1. El Mengíbar rompe la racha de cinco victorias de un Portus Apostoli que rescata un punto que puede ser clave en el futuro.