Adelaida Lestón: La mariscadora que pone en valor el papel fundamental de su profesión

Laura Ríos / M. X. B: RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

LAURA MARTELO

La autónoma lleva 14 años trabajando como profesional en las playas muradanas

04 sep 2021 . Actualizado a las 04:47 h.

Como muchas otras actividades, el marisqueo surgió en Galicia como una tarea casi exclusivamente femenina a la que no se le daba la suficiente importancia. La necesidad de muchas mujeres de llevar un jornal complementario a casa fue lo que alimentó esta profesión que, con el paso de los años, se fue convirtiendo en uno de los sectores básicos para el comercio gallego de costa. Para estas mujeres de piel curtida por la olas y cuerpos capaces de aguantar el envite de los peores temporales, todo gira en torno a las mareas.

Cuando estas se retiran, las profesionales pueden descender a las playas y hacerse con los berberechos y almejas de la ría, alimentos cuyo valor comercial y patrimonial es inmenso en tierras gallegas. A esto ha dedicado 14 años de su vida Adelaida Lestón (Muros, 1972), la presidenta de la asociación de mujeres del sector pesquero de la ría Muros-Noia, Ceo y Fisterra y de la asociación de marisqueo a pie de la ría de Muros.

Aunque sus tareas sean especialmente duras debido a las inclemencias atmosféricas y las largas jornadas de trabajo metida en el agua, la muradana asegura que eso es algo normal en las profesiones al aire libre. Desde su punto de vista, lo más difícil es sobrellevar los achaques físicos relacionados con el marisqueo, que comprenden desde la lumbalgia hasta el túnel carpiano o las infecciones de orina habituales.