Barbanza afronta el verano con 300 cotizantes más que antes del covid

Xoán R. Alvite / A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

El autoempleo se encuentra en estos momentos en clara recesión en la comarca

24 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque a ritmo lento, el mercado laboral barbanzano parece que empieza a recuperarse del delicado momento sufrido en los meses más duros de la pandemia. Arranca, en buena medida, gracias al tirón del período estival y al aumento de contrataciones en sectores vinculados con el ocio, la hostelería o el turismo.

Así lo confirman los datos facilitados por la Seguridad Social, de los que se extrae que, a finales del mes de junio, la zona contaba con un total 28.381 afiliados, casi dos mil más que durante el mismo período del año pasado. Bien es cierto que ambas cifras no son equiparables, pues se dan en un contexto marcado por exigencias sanitarias y de movilidad totalmente diferentes. Más realista parece, sin embargo, la comparación con el verano de 2019, cuando el mercado laboral presentaba una evolución normal y donde la cifra de cotizantes, también con referencia a 30 de junio, era de 27.338 personas, 315 menos de las que se registran en este momento.

En este sentido, el análisis de la evolución de inscritos en cada régimen de cotización también permite una aproximación a la realidad laboral de la comarca en los dos últimos años. Así, por ejemplo, mientras el régimen general por el que acostumbran a cotizar la mayoría de trabajadores contratados por un empleador experimenta un incremento del número de personas -casi 1.500 más que el año pasado y 450 por encima de lo que se registraba en el 2019- el de autónomos cae en casi 200. Esto significa que mientras la evolución de las contrataciones va por buen ritmo, el autoempleo se encuentra en un momento de clara recesión.