La oposición de Ribeira tumba la adjudicación del mantenimiento de las EDAR pese a la rebaja del precio

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

Ruiz dijo que estudiará si PBBI y BNG tienen responsabilidad al votar en contra «e meter ás arcas nun pufo de case un millón»

02 jun 2021 . Actualizado a las 10:47 h.

La gestión y mantenimiento de las EDAR de Ribeira continúa siendo un asunto político peliagudo, como quedó demostrado en el pleno ordinario del lunes. Los ediles debían pronunciarse sobre el dictamen de la mesa de contratación, que proponía adjudicar el servicio a la empresa Sociedad Fomento Agrícola Castellonense. La compañía asumiría este cometido durante un período de tres años, hasta que finalice el compromiso con Aqualia y pueda contratarse el proceso completo del saneamiento a una sola empresa. La firma mejor valorada ofrece un descuento de 300.00 euros anuales, ya que deja los 4,2 millones del precio de salida en 3,3 para todo el trienio.

Sin embargo, y pese a que todos los grupos incidieron en que la rebaja repercutiese en el recibo de saneamiento que abonan los ciudadanos, el punto fue rechazado. PBBI y BNG votaron en contra argumentando que se decantan por una gestión pública de la prestación. Por su parte, PSOE y Suma se abstuvieron. En el caso de esta última formación, explicó que para no obstruir un proceso administrativo ya en marcha.

Al estar el PP con ocho ediles por la dimisión de Ana Ruiz, las abstenciones fueron insuficientes para aprobar la adjudicación. El alcalde, Manuel Ruiz, no ocultó su malestar por lo sucedido. Afirmó que estudiará con los servicios jurídicos municipales si PBBI y BNG tienen responsabilidad al votar en contra «e meter ás arcas nun pufo de case un millón de euros». Calificó lo sucedido de irresponsabilidad y avanzó que el asunto volverá a pleno.