La pandemia golpeó al mercado laboral con 749 cotizantes menos en el último ejercicio

Xoán Ramón Alvite MAZARICOS / LA VOZ

BARBANZA

Afiliaciones a la Seguridad Social en los concellos de la comarca de Barbanza. En paréntesis, la diferencia con respecto al 2019
Afiliaciones a la Seguridad Social en los concellos de la comarca de Barbanza. En paréntesis, la diferencia con respecto al 2019

El descenso de afiliaciones a la Seguridad Social es el mayor desde el 2011

06 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La pandemia ha asestado un duro golpe al ya de por sí castigado, mercado laboral de Barbanza. Tanto es así que el ejercicio 2020 se cerró con un total de 36.066 afiliados a la Seguridad Social, lo que supone 749 menos que tan solo un año antes.

Las causas que justifican esta disminución de dos cotizantes diarios -no se daba una de semejante magnitud en la comarca desde el año 2011- hay que buscarlas en las enormes dificultades que muchas empresas y autónomos han tenido para continuar con su actividad normal, inicialmente durante el confinamiento y después debido a las limitaciones en los aforos de locales o en la movilidad de personas.

En este sentido, aunque todos los sectores se han visto afectados por la destrucción de empleo, el marítimo ha sido, con diferencia el más castigado. La mitad de los cotizantes que se perdieron el año pasado, 371 concretamente, estaban adscritos al régimen especial de los trabajadores del mar. El resto se reparte casi a partes iguales -169 y 160, respectivamente- entre los afiliados al régimen general y los autónomos.

Las cifras menos malas se dan entre los adscritos al grupo de empleados en el hogar, se pasa de 426 a 388 contribuyentes y, sobre todo, en el ámbito agroganadero, donde solo se registró una caída de 11 cotizantes. Se da la circunstancia de que el trabajo en el campo, declarado como esencial desde el inicio del estado de alarma, ha sido el que menos ha notado los efectos de la pandemia en su actividad diaria.

Recorte generalizado

Del análisis geográfico, los datos publicados por el Instituto Galego de Estatística también evidencian un recorte generalizado de las cotizaciones en cada uno de los municipios. Relación que, en términos absolutos, encabezan Ribeira, Boiro y Noia, los tres territorios que también cuentan con más población activa.

Sin embargo, si se atiende a este último aspecto, son Mazaricos y Muros los que registran mayor desplome de afiliados a la Seguridad Social el año pasado, con un 4,5 y un 3,6 % menos en relación a los que había en el 2019.

El número de contratos indefinidos también experimentó un receso

Por si no fuera suficiente con la destrucción de empleo, la situación sanitaria también ha afectado de forma importante a la estabilidad laboral. Lo confirma el hecho de que durante todo el año pasado adquirieron la condición de indefinidos un total de 1.088 barbanzanos, casi un 25 % menos que durante los tres años previos a la aparición del coronavirus.

También se agravó la situación para los jóvenes barbanzanos en lo que respecta a facilitar su acceso al mercado laboral. Aunque no existe una cifra oficial que permita conocer con exactitud el aumento del porcentaje de vecinos de entre 18 y 25 años que ni estudia ni trabaja, las estadísticas hablan de unos porcentajes medios de más del 25 % durante el último año. Esto supondría que casi 3.000 jóvenes del área de Barbanza -500 más que hace un año- están en esa situación, con la consiguiente carga que ello supone para sus familias.

Además de a los jóvenes, la crisis del covid también se está cebando de forma importante con la población femenina que, según un reciente estudio publicado por la Comisión Europea, son el colectivo que mayoritariamente tenía ocupaciones en varios de los sectores más afectados por la pandemia.