Manita del EFM Boiro al Xuventú Aguiño en el derbi de Vista Alegre

La Voz

BARBANZA

MARCOS CREO

Gabriela fue la jugadora más destacada, al participar en tres de los goles de su equipo

20 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El EFM Boiro asestó al Xuventú Aguiño el primer gran golpe de esta temporada en la primera división gallega femenina. Y lo hizo con goleada incluida. El equipo de David Parada aprovechó su condición de local para ser una auténtica tormenta en Vista Alegre. La manita final (5-1) mostró la diferencia entre dos equipos que se adaptan a una competición que crece en exigencia.

Lo cierto es que las boirenses hincaron el diente en la defensa adelantada de las visitantes, lo que les permitió crear mucho peligro al espacio. Le faltó contundencia al Aguiño en la medular y lo pagó en el primer tiempo. Gabriela, en el minuto 5, ya había adelantó a su equipo con una vaselina que superó a Noelia.

Fue el preludio de los tres siguientes goles. Otra acción de Gabriela sirvió para el 2-0 de Noa tras un centro al segundo palo. No bajó el pie del acelerador el conjunto local, que vio como Beti, tras otra asistencia de Gabriela, firmaba el 3-0 con un disparo raso. Eva, antes del descanso, finiquitó el duelo al regatear a la cancerbera y hacer el 4-0.

Tras el paso por los vestuarios, el Xuventú Aguiño mejoró y el EFM Boiro comenzó a sufrir. Monopolizó el cuero el conjunto de A Tasca, pero tuvo que ser Alitas, con un trallazo desde unos 30 metros, la que hizo el gol del honor para su equipo.

No le sirvió como acicate ese tanto, ya que el casillero de las ribeirenses no se movió. Aún encajaron un último tanto más, obra de María, que batió por debajo de las piernas a la portera rival.

El duelo, que deja al Aguiño tocado, da aire al bloque de Parada. Pero todavía falta mucho. En A Tasca habrá que volver a verse las caras. Y ahí las locales querrán tomarse la venganza.