Ruiz pedirá el regreso de los cañones hallados en Corrubedo

m. x. blanco RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

Quiere que se exhiban en Sálvora y en el museo municipal

05 may 2021 . Actualizado a las 10:41 h.

Los dos cañones de bronce hallados a unos cien metros de punta Espiñeirido, en el litoral de Corrubedo, y retirados del fondo del mar por personal de la Armada para el traslado a sus instalaciones en Ferrol, deben ser exhibidos en el futuro en Ribeira. Esa es al menos la opinión del alcalde, Manuel Ruiz, que confirmó que ya ha entablado contactos para el regreso de las piezas pertenecientes a un barco de la denominada Armada Invencible, una flota formada por más de un centenar de buques que participaron en una ofensiva que Felipe II dirigió contra Inglaterra a finales del siglo XVI.

El regidor pretende que uno de los cañones pase a formar parte de la colección permanente de la Sala Museo Municipal que se encuentra en el centro de la ciudad, mientras que para el otro considera una buena ubicación la isla de Sálvora. Ruiz ya ha puesto al corriente de sus planes al director del Parque Nacional Illas Atlánticas. Considera además que entre ambos puntos debe distribuirse el resto del material que se pueda recuperar del fondo del mar de Espiñeirido: «Temos unha cantidade importante de restos arqueolóxicos no Castelo de San Antón e no centro de interpretación de Neixón (Boiro) e non me gustaría que con estas pezas ocorrera o mesmo e acabaran saíndo de Ribeira».

En lo que respecta al proceso que se está siguiendo para el reflotamiento de los restos de ese buque del siglo XVI que se hundió en el litoral del municipio, Ruiz Rivas mostró su sorpresa, refiriéndose sobre todo a que el interés por parte de la Armada se ciñera solo a los cañones y que ahora se permita al mariscador que localizó las piezas recoger lo que estime oportuno. Al mismo tiempo, agradeció la voluntad que ha mostrado este marinero de ceder todos los objetos que consiga recuperar.

Futura sala del mar

La idea del alcalde es que, con el tiempo, los cañones y otros restos de este buque formen parte del futuro museo del mar. Aunque es un proyecto a largo plazo, poco a poco se va perfilando su ubicación. Ruiz explicó que una posibilidad es el punto que ahora ocupa el auditorio, con un edificio de varias alturas, y otra, el terreno en el que está la fábrica de Cerqueiras cuando pierda su uso actual.