ribeira / la voz

Barbanza ha sido cuna de grandes escritores, artistas o investigadores, pero también hay un grupo de jóvenes nacidos en estas tierras que aspiran a tener su hueco en el mundo audiovisual. Algunos de ellos han recibido la primera recompensa a su trabajo en la última edición del certamen de cortos Alberto Romero, cuya gala se celebró el sábado por la tarde en el auditorio de Ribeira y, aunque las medidas anticovid solo permitieron asistir a los nominados y a las autoridades, no faltó la emoción y dos de los principales premios se quedaron en la comarca.

Como cambia o conto, el trabajo presentado por los alumnos del CEP Pilar Maestú de A Pobra se hizo con el galardón en la categoría de educación primaria, mientras que en el apartado de secundaria el finalista fue el cortometraje de un grupo de estudiantes del IES Número Un de Ribeira, que lleva por título Baixo a tormenta. El podio se completó con Un día cualquiera, joder, de la Asociación de Familias de Personas con Parálisis Cerebral de Vigo -en la sección de diversidad-, y en la modalidad libre ganó el vecino de Cambre David Saborido con su propuesta Kleiner Lügner (Pequeno mentireiro). Los cuatro premiados recibieron un cheque de 300 euros.

 Mención especial

Esta quinta edición del certamen audiovisual se convirtió en la que tuvo mayor número de propuestas, un total de 68, «e cun gran nivel. O xurado máis profesional recoñeceu que houbo un salto de calidade considerable», apuntó Santiago García Pérez, organizador del concurso. Señaló que una de las mayores sorpresas de esta convocatoria fue que recibieron un gran número de trabajos procedentes de centros educativos de fuera de la comarca de Barbanza, por lo que se decidió agruparlos en una categoría y conceder una mención especial -con un premio de 150 euros-, que fue a parar a manos de Lara Boubeta de Moaña, con su corto Sociedade S.A.

 Vanesa Ordóñez y Emilio Palmeira fueron los encargados de presentar la gala de entrega de premios, en la que no faltó la música y el humor, que llegó de la mano de los cantantes Thais Suki y Loren Tevra y de los monólogos que ofreció el grupo Bandamueca del colegio Salustiano Rey Eiras de A Pobra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La élite del cine crece en Barbanza