Gran incidencia de la huelga en las escuelas infantiles y centros de día del Consorcio de Benestar

En las escuelas infantiles boirenses de Praia Xardín y O Saltiño, el seguimiento del paro fue total


Ribeira / la voz

Los trabajadores de los centros de día y escuelas infantiles dependientes del Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar tenían convocada para ayer una jornada de huelga, con manifestación en Santiago incluida, que en Barbanza tuvo un seguimiento muy cercano al cien por cien. En la mayor parte de las dependencias afectadas solo acudieron a sus puestos los empleados requeridos por los servicios mínimos y el número de usuarios fue mucho menor al habitual.

En las escuelas infantiles boirenses de Praia Xardín y O Saltiño, el seguimiento del paro fue total. A media mañana, en cada uno de los centros solamente estaban los servicios mínimos, que atendían a los tres pequeños que acudieron a unas instalaciones por las que normalmente pasan a diario 84 y 40 chiquillos, respectivamente.

También funcionaron solo con servicios mínimos las escuelas infantiles de Muros, a la que acudieron 8 niños de los 25 inscritos; Carnota, que contó con 6 de los 19 pequeños matriculados; y Rianxo, donde la cifra de asistentes también fue muy inferior a la habitual. En Porto do Son, según explicaron desde el centro, acudió solo el personal de servicios mínimos, si bien es cierto que dos de los trabajadores que formaron parte de este dispositivo habían anunciado que no secundarían la huelga.

La escuela infantil de Mazaricos fue la única de la comarca barbanzana de las pertenecientes al Consorcio de Benestar que funcionó ayer con normalidad.

La situación que se vivió en los centros de día fue similar. En los servicios de Boiro, Muros y Outes, el seguimiento del paro fue del 100 %, funcionando solo con el personal mínimo. Es más, el outiense permaneció inactivo, puesto que no contó con usuario alguno.

La de ayer fue la primera jornada de una huelga indefinida y que a partir de ahora se traducirá en paros cada jueves, desde las 8.00 hasta las 11.00 horas.

Hasta 14 años de antigüedad

El motivo de la protesta es que hay trabajadores del Consorcio que accedieron a sus puestos mediante un concurso oposición que tuvo lugar en el 2007, que derivó en la firma de contratos temporales. En algunos casos, dichos contratos se han prolongado durante más de una década. Ahora la Xunta ha anunciado que sacará una oferta de empleo para cubrir todas esas plazas, lo que requerirá aprobar una nueva oposición.

«Nós aprobamos unha oposición co mesmo temario e coas mesmas bases ca a convocada para outros servizos en forma de prazas fixas, pero no noso caso os contratos tiñan unha temporalidade de dous anos que, transcorrido este tempo, pasaron a ser indefinidos por vía administrativa», explicó una de las afectadas, que lleva 14 años trabajando en una escuela infantil barbanzana. Añade que ya en su día cumplieron con todos los requisitos exigidos, por lo que ven injusto tener que someterse a un proceso selectivo: «Pedimos que polo menos paren a oposición para sentarse a falar e que nos teñan en conta os anos de traballo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Gran incidencia de la huelga en las escuelas infantiles y centros de día del Consorcio de Benestar