«A alegría polo nacemento de Julia minimizouse polo covid, a familia só a coñece por foto»

La boirense María Victoria dio a luz, a las once de la noche del lunes, al primer bebé nacido este año en el hospital comarcal


ribeira / la voz

Con alegría recibieron en el hospital de Barbanza la llegada de Julia, una boirense de 2,7 kilos de peso que vino al mundo a las 23.00 horas del pasado lunes, y que será recordada por tratarse de la primera criatura nacida este año en el centro comarcal. No es este el único estreno de la pequeña, ya que se trata del primer bebé de la pareja formada por María Victoria Fernández y José Rodríguez. Su madre explica que fue el personal sanitario quien le comunicó la noticia de que su hija inauguraba el capítulo de alumbramientos del 2021.

Eso sí, Julia llegó con un ligero retraso conforme al calendario marcado: «Tiña para o día 9, pero foi un parto natural. Vin facer unha revisión ao hospital o luns pola mañá e xa ingresei».Las madre subraya que «foi todo rápido e as dúas estamos ben».

Es la culminación exitosa de un camino iniciado el pasado abril, en pleno confinamiento, cuando María Victoria supo que estaba embarazada. La boirense reconoce que «todo resultou moi raro. Ao longo dos nove meses procurei saír da casa o mínimo imprescindible. E cando ía facer as ecografías, tampouco podía entrar José».

Con Boiro cerrado perimetralmente y unos suegros de Brión, la situación continúa distando mucho de lo que suponía un nacimiento en una casa antes de la crisis sanitaria. Lo indica la madre, quien comenta: «A alegría polo nacemento de Julia minimizouse polo covid, a familia só a coñece por foto. A ver durante canto tempo vai ser así».

Visitas familiares

María Victoria reconoce tener cierto miedo e indica que las visitas familiares serán las justas y con todas las medidas de protección: «Teño unha irmá que é a madriña de Julia e tamén vive en Boiro, pero tal e como están as cousas hai que ter coidado».

Las normas sanitarias han impedido a sus familiares ir al hospital, pero Julia ya ha recibido un regalo de bienvenida: una canastilla con un peluche, pijamas y calcetines. Se trata del obsequio que la empresa Zara envió a una veintena de hospitales para los niños nacidos entre los días 5 y 6 de enero. A Barbanza, los Reyes Magos no trajeron ningún bebé, así que la cesta ha sido para la pequeña boirense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«A alegría polo nacemento de Julia minimizouse polo covid, a familia só a coñece por foto»