Un rianxeiro se une al club de los alumnos aventajados en el campo de la ingeniería forestal

Javier Bustelo recibió el premio extraordinario fin de carrera por acabar el grado universitario con una nota media de ocho


Ribeira / La Voz

Podría decirse que el rianxeiro Javier Bustelo lleva toda su vida estudiando los bosques, conociendo más sobre ese mundo que tanto le apasiona desde pequeño. No era raro verlo encadenando un curso tras otro para poder entender más ese universo tan amplio. Se sumergió de lleno en él y hace siete años empezó el grado de Enxeñaría Forestal en Pontevedra. Se graduó en el 2019 y ahora la Consellería de Cultura, Educación e Universidade acaba de reconocer su trayectoria académica otorgándole el premio extraordinario de fin de carrera en ese campo.

Antes de comenzar el grado universitario, Bustelo había cursada varias especialidades de formación profesional relacionados con la rama agraria: el ciclo de Traballo Forestal e Conservación do Medio Natural, el de Xardinería y el superior de Xestión e Organización de Recursos Naturais e Paisaxísticos. «Sempre me chamou moito a atención e quixen adquirir máis coñecemento neste eido. Para poder exercer precisaba a carreira, así que non o dubidei», explica el rianxeiro, que finalizó la titulación superior con una nota media de ocho.

El premio llega con unos meses de retraso por el coronavirus, que obligó a aplazar la valoración de la comisión. «É un recoñecemento ao esforzo que realizas durante a carreira. Estou moi agradecido aos meus compañeiros, xa que sempre me axudaron cando o precisaba», señala Bustelo, que recibirá 3.500 euros.

Trabajo y estudios

El rianxeiro extendió la duración de la carrera porque decidió compaginar sus estudios con el trabajo. «Ofrecéronme a opción de colaborar no Centro de Investigación Forestal de Lourizán e dixen que si. Era unha forma máis de seguir formándome e aprendendo cousas novas», puntualiza. También trabajó en la Universidade de Vigo, concretamente en el área forestal, donde realizó labores de campo y de gabinete durante unos meses.

A sus 36 años, Bustelo no deja de formarse. Ahora tiene un empleo en una firma dedicada al cuidado del medio ambiente y todo lo relacionado con la naturaleza. Lo alterna con los estudios del máster en Prevención de Riesgos Laborales en la Universidad Camilo José Cela, que cursa de forma online. «En Galicia os estudos a distancia son escasos e máis nesta rama. Esta era a única forma que tiña de traballar e de seguir estudando».

El mundo forestal está lleno de posibilidades, ya que incluye la gestión de montes, de espacios y recursos naturales, topografía, hidrología o la prevención y extinción de incendios, aunque lo difícil es encontrar ofertas de trabajo. «Estás habilitado para facer moitas cousas, pero atópaste con que non hai postos para exercer».

Bustelo señala que en Galicia este ámbito está abandonado: «O forestal aquí está subdesenvolvido. É algo que se ve cando vas polo monte. Hai falta de interese social e de profesionalización do sector».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un rianxeiro se une al club de los alumnos aventajados en el campo de la ingeniería forestal