Las temperaturas más bajas en diez años helaron Barbanza

Los termómetros descendieron hasta 1,5 grados bajo cero


Ribeira / La Voz

El año empezó en Barbanza con frío, mucho frío, tanto, que la mayor parte de la comarca está en alerta amarilla por las bajas temperaturas, algo desde luego muy poco frecuente en estas latitudes. La bajada de los termómetros ha favorecido también las heladas, que además de cubrir campos y aceras con un manto tan blanco como si hubiese caído una nevada, también provocaron algunos accidentes de tráfico, que por suerte se saldaron sin heridos de gravedad, y obligaron a operarios municipales y de emergencias a aplicarse a fondo esparciendo sal para prevenir los resbalones. Todo ello debido a unas temperaturas que marcaron los registros más bajos de la última década.

En los últimos días, el mercurio ha bajado de cero en varias jornadas arrojando unas cifras poco usuales en Barbanza. Sorprendentemente, y como podría esperarse debido a su situación a 661 metros sobre el nivel del mar, no fue en la estación meteorológica del pico Muralla donde más cayeron los termómetros. La temperatura más baja en la comarca fue de 1,5 grados bajo cero, que se registró el día 5 en Cespón.

Solo en tres ocasiones anteriores, desde que hay registros, se alcanzaron mínimas inferiores a esa en la estación boirense: en enero del 2007 (-1,8 grados), en enero del 2006 (-2,6) y en diciembre del 2009, cuando se alcanzó el récord de 2,7 grados bajos cero. Ayer, el termómetro también arrojó una temperatura gélida en Cespón, con -0,9 grados, y las previsiones apuntan a que el frío continuará en las próximas jornadas.

Valores extremos

Por su altitud, es en el pico Muralla donde suelen registrarse las condiciones meteorológicas más extremas, y aunque en esta ocasión los valores más bajos no se dieron en este monte barbanzano, el mercurio también se situó por debajo de cero. Menos 0,7 grados se registraron el día de Reyes, y menos 0,6 en la jornada de ayer, unas cifras que, pese a todo, están aún lejos de las mínimas históricas registradas en la cima donde se establece el linde entre Rianxo y Lousame. En enero del 2001 se registraron 6,7 grados bajo cero, la temperatura más baja recogida en las estaciones meteorológicas de Barbanza, y en enero del 2006, -4 grados.

Por debajo de cero (-0,2) también se situó el mercurio en Lesende el miércoles, mientras que en las estaciones costeras, aunque bajas, las temperaturas mínimas fueron más suaves. En Sálvora, cayeron hasta los 4,3 grados, mientras que la mínima histórica en este punto se registró en diciembre del 2009 con 1,5 grados. En Corrubedo, el termómetro marcó el martes 1,7 de mínima, una cifra solo superada en marzo del 2005, cuando la estación ribeirense alcanzó el récord de 0,6. Por su parte, en Lira el valor más bajo en este inicio del año fue de 2,6, mientras que ayer se situó en 3,3 grados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las temperaturas más bajas en diez años helaron Barbanza