El polideportivo pobrense de Venecia suma un año cerrado y sin previsión para iniciar las obras

El proyecto inicial preveía aprovechar el doble techo del recinto, pero finalmente se descartó y la adjudicataria reclamó más dinero


RIBEIRA / LA VOZ

Cerradas a cal y canto. Así llevan las instalaciones del pabellón pobrense de Venecia desde el 9 de diciembre del 2019, cuando el Concello obligó a suspender todas las actividades por el inminente comienzo de las obras de acondicionamiento del recinto que presentaba graves problemas de filtraciones. Transcurrido un año, nada se ha hecho y todo apunta a que los trabajos tardarán en comenzar, con el consiguiente trastorno para usuarios y clubes deportivos.

El origen del problema está en un posible error de cálculo, puesto que el proyecto se adjudicó en septiembre del 2019 por 231.617 euros pero, cuando se fue a actuar, se descubrió que los desperfectos eran más de los indicados en un principio y la empresa encargada de la reforma reclamó más dinero para poder ejecutarla. En junio de este 2020 el alcalde pobrense, Xosé Lois Piñeiro, explicaba que: «Trátase dunha obra de rehabilitación, e neste tipo de actuacións ti podes presupoñer que algo está ben, e cando o empezas a mover, non está tan ben». Reconocía que la intención era aprovechar el doble techo del pabellón fabricado de un material aislante, pero descubrieron que estaba en malas condiciones y no se podía reutilizar.

La previsión del ejecutivo local era redactar una nueva propuesta que requería un informe de la dirección de obra, además de ser aprobado por el secretario y el interventor, y su objetivo era que las obras se retomasen en el mes de julio. Seis meses después, los obreros siguen sin aparecer por el pabellón pobrense y desde la oposición critican «la dejadez del gobierno municipal», además del posible riesgo al que se puede enfrentar el Concello por no realizar la actuación en el plazo establecido, reconoció el portavoz de los populares, Manuel Durán.

Recordó que se ha dejado sin prestar servicio a centenares de vecinos y que las alternativas que se han buscado son insuficientes y obligan a desplazarse a recintos que están fuera del casco urbano, con el consiguiente trastorno que eso implica. En este sentido, un grupo de personas que asistía a las clases de gimnasia de mantenimiento en el pabellón de Venecia recogieron firmas para instar al Concello a agilizar los trabajos, pero sus quejas han caído en saco roto porque nada se sabe de en qué punto está en proyecto ni de cuándo comenzarán los trabajos de reforma.

Piscina, sin fecha de apertura

También se promovió una recogida de firmas para que se reabriera la piscina municipal pobrense, que cerró sus puertas a mediados de marzo por la crisis sanitaria del covid. Mientras los vasos de concellos con menor población, como Porto do Son, Muros o Outes, abrieron sus puertas el pasado verano, en A Pobra el agua sigue estancada y tampoco se ha aprovechado el parón para hacer ninguna mejora en las instalaciones.

Desde el Concello explicaron que después de hablar con la concesionaria de la piscina -Viaqua- reconocieron que abrirla era inviable económicamente debido a las restricciones de aforo impuestas por la pandemia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El polideportivo pobrense de Venecia suma un año cerrado y sin previsión para iniciar las obras