Hemeroteca: España buscaba el gordo en Barbanza y la Costa da Morte, afectadas por el Prestige

BARBANZA

MARCOS CREO

Los loteros no recordaban una avalancha de peticiones de décimos de Navidad como aquella

18 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Existe la creencia de que la diosa fortuna compensa a las víctimas de las grandes tragedias. Por eso a estas alturas del 2002, una fiebre nunca vista por conseguir décimos de la lotería de Navidad se extendía por Barbanza y la Costa da Morte, las consideradas zonas de cero del desastre provocado por el naufragio del Prestige.

Ni los loteros más veteranos de Barbanza recordaban una avalancha de peticiones como aquella. Desde toda España querían hacerse con los números que jugaba una comarca ahogada económicamente en chapapote. Despachos de Ribeira, Muros, Noia y Porto do Son habían agotado en varias ocasiones las existencias y un vendedor ribeirense comentaba que hasta había sido abordado en plena calle por clientes deseosos de hacerse con un décimo.

Desde Madrid se enviaban a Barbanza números difíciles de vender, que llegaban rebotados de grandes ciudades, e incluso esos se agotaban.