Este es el sinfín de posibilidades de ejercicio al aire libre que ofrece Barbanza

BARBANZA

MARCOS CREO

Carreras por la playa y circuitos y caminatas por el monte son algunas de las opciones

27 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La segunda ola de la pandemia ha motivado que parte de los responsables públicos hayan cerrado instalaciones deportivas y cancelado cursos, clases y actividades. Aún así, el ejercicio sigue siendo crucial para la salud. Frenarse como ocurrió en el confinamiento no es una opción para los expertos, que consideran que el trabajo físico es un pilar clave para ganar defensas contra el covid. Barbanza ofrece un sinfín de opciones para mantenerse en forma, y además adaptadas a todas las edades. Se pueden hacer en exterior y sea cual sea el tono físico de los interesados.

Adultos

Trabajar la fuerza. Jonatan Fernández, preparador personal barbanzano, explica que lo principal para el rango de edad de los 40 a los 60 años podría ser una caminata por uno de los múltiples paseos que hay en la zona y que habría que terminar con unas series de sentadillas o zancadas: «Lo podrían tolerar perfectamente y también podrían hacerlo con la pareja o con los niños».

Tercera edad

Parques biosaludables. Siempre que puedan utilizarse, Fernández afirma que no está nada mal acercarse a una de esas instalaciones que hay en los municipios de toda la redonda y ejercitar un poco piernas, brazos y tronco: «Habría que sumar una caminata y estirar al final. Es clave que estiren cada grupo muscular unos 20 segundos».

los jóvenes

Adolescentes. En el rango de edad desde los 18 años hasta los 40, Fernández pone el foco en los parques de barras que hay en municipios como Ribeira y Boiro. «Aquí ya podría aumentarse la intensidad o correr los diferentes senderos que hay, o incluso por la playa», explica, a la vez que informa de que también es necesario trabajar la fuerza: «Y hacer saltos, skipping. No estaría de más ejercicio por intervalos intensivo con autocargas. Eso puede hacerse en cualquier sitio, por ejemplo en el monte de San Roque de Ribeira o en Barraña. Son dos buenos sitios».

los más pequeños

Más intenso. La actividad física también es clave para los menores de edad. Es por ello que Fernández explica que «se pueden proponer juegos en montes, playas y, además, en familia. Pero tiene que ser más intensa para los niños que para los padres. Eso sí, deben ir de la mano de los adultos. Incluso podrían empezar a utilizar las barras de calistenia, pero eso ya depende de la edad de cada niño».

En naturaleza

Más beneficios. De Carnota a Rianxo, la zona cuenta con enclaves de montaña y playa perfectos para practicar deporte. «Es mucho más interesante entrenar en un monte que un gimnasio. Genera mayor bienestar y el deporte y la naturaleza ayudan a reforzar el sistema inmunitario. Está demostrado que el ejercicio al aire libre es beneficioso a nivel de generar dopamina o serotonina, que son moléculas que nos proporcionan placer».

ayuda mental

No pararse. Aunque se cierren las instalaciones, Fernández apuesta por no dejar de salir de casa. No solo por una física, sino también por una mental: «Si estás dos días encerrado sin moverte ya sientes el cuerpo entumecido. Necesitamos respirar aire libre, que la sangre se renueve y poner el corazón en funcionamiento. A nivel mental, estar parado puede ser un golpe psicológico». 

desconexión

Buenas vistas. Otra alternativa que se puede realizar es la de acudir a un punto elevado, con buenas vistas y hacer estiramientos. «Por ejemplo, en un sitio como el castro da Cidá. Tienes piedras para sentarte, postes para hacer equilibrios. Es algo más mindfulness. El Vilar es otro lugar que gusta mucho para entrenar. Haces unos ejercicios y luego corres un poco. No hace falta ningún material y se disfruta mucho. Seguro», cierra Fernández, quien rompe una lanza para que el deporte no eche el freno en Barbanza.