A Pobra estrenó la primera residencia para emigrantes

Actualmente las instalaciones cuentan con 31 plazas

Imagen de archivo de usuarios en uno de los salones de la residencia de A Pobra
Imagen de archivo de usuarios en uno de los salones de la residencia de A Pobra

En la actualidad da cabida a personas de distintos lugares, pero en sus orígenes, la residencia de mayores A Pobra fue concebida para dar cobijo a emigrantes jubilados. De hecho, fue la primera instalación con esa finalidad que se inauguró en Galicia, tal día como hoy en 1984.

Hace 34 años, el conselleiro de Cultura y Bienestar era Alejandrino Fernández, y él fue el encargado de descubrir la placa conmemorativa con la que se dio por inaugurado un centro que, en aquel momento, contaba con solo tres residentes. En los próximos días se esperaba la llegada de otros tres usuarios procedentes de Argentina.

Junto al conselleiro estaba el alcalde Durán Casais, que ya entonces abría las puertas de la residencia pobrense «a todos los habitantes de la comarca». Y así fue. Aunque en un principio estaba pensada para acoger a emigrantes jubilados, en la actualidad las 31 plazas disponibles en el centro están ocupadas por mayores, no solo de Barbanza, sino de distintos puntos de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Pobra estrenó la primera residencia para emigrantes