Más de 200 familias se aferran a la tarjeta básica para sobrevivir a la crisis

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Se trata de un recurso destinado a la compra de productos de primera necesidad

20 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La paralización de toda actividad no esencial tras la irrupción del coronavirus hizo estragos en muchas economías familiares. Por momentos, las entidades benéficas, también las que operan en territorio barbanzano, se vieron desbordadas ante las peticiones de ayuda. La reincorporación de muchos trabajadores que estaban en ERTE alivió la situación, sin embargo, los efectos de la crisis sanitaria siguen vigentes, y perdurarán, por lo que en el verano la Xunta y la Cruz Roja pusieron en marcha un nuevo recurso de ayuda inmediata. Se trata de la tarjeta básica, a la que se aferran más de 200 familias de la comarca para sobrevivir a las secuelas económicas del covid.

Esta tarjeta es una ayuda urgente, que se concede de forma prácticamente inmediata. Debe solicitarse en el departamento de servicios sociales de cada concello y, desde que se tramita hasta que llega al destinatario, pasan un máximo de 72 horas. Su objetivo es cubrir las necesidades básicas de las familias con pocos recursos, tanto en alimentación como en medicamentos o productos de higiene, y está teniendo una gran acogida. Una prueba de ello es que, inicialmente, su vigencia iba a ser de tres meses y hace unas semanas se amplió hasta lo seis.

Gracias a la puesta en circulación de este recurso, un total de 214 familias de Barbanza han visto cubiertas sus necesidades básicas. De hecho, desde entidades como Cáritas apuntan que incluso ha descendido la cifra de vecinos de la comarca que acuden a ellas en busca de ayuda. En el conjunto de Galicia, van camino de las 11.000 tarjetas tramitadas.

 Por municipios

Como se conceden en un plazo tan corto de tiempo, el número varía prácticamente a diario, pero según los datos facilitados por la Consellería de Política Social, actualmente son 214 los hogares beneficiarios de esta ayuda en Barbanza. En el desglose de las cifras por municipios, el que encabeza el ránking comarcal es Noia, con 73 familias con acceso a este recurso.

Podría pensarse que esto tiene algo que ver con que en la villa noiesa esté asentada una asamblea de la Cruz Roja muy activa, aunque desde la propia agrupación explican que funcionan como apoyo y que se tramita a través de servicios sociales.

El siguiente municipio con más beneficiarios de la tarjeta básica es Ribeira, con 65, mientras que Boiro ocupa el tercer puesto con 21 y Porto do Son, el cuarto (16). Los ayuntamientos con menos solicitudes son Outes y Lousame, con dos, y Rianxo, con cuatro.

Este recurso funciona como una tarjeta monedero que se carga cada mes con una cuantía fija que varía en función del número de componentes de la unidad familiar, de forma que va desde los 150 euros mensuales para los hogares unifamiliares a los 300 para los que cuentan con tres o más miembros. Puede usarse en supermercados y farmacias y el plazo de solicitud estará abierto hasta el 30 de diciembre.

Joaquín Varela: «En dous ou tres días os usuarios teñen a tarxeta, non hai axudas públicas tan rápidas»

Aínda que normalmente son os servizos sociais municipais os que tramitan as solicitudes da tarxeta básica, a iniciativa parte dun convenio coa Cruz Vermella. O coordinador da entidade en Galicia, Joaquín Varela, explica o papel que xogan para facer chegar a quen o precisa un recurso que, asegura, está funcionando moi ben.