«Sempre pensas que o virus lle vai a tocar ao veciño e non a ti»

El contagio de un trabajador obligó a cerrar su taller


ribeira / la voz

El coronavirus juega con la población a una especie de ruleta rusa en la que unos acaban contagiándose y otros logran salir airosos, a pesar de tener un contacto directo con la enfermedad. Eso fue precisamente lo que ocurrió en el taller Vulco Boiro, donde un trabajador dio positivo en covid y sus compañeros no resultaron afectados, así como nadie de su círculo familiar. «Eu non sei como funciona o bicho ese, porque nós todos demos negativo, e tamén os da súa casa, e iso que ten fillos pequenos que está dándolle bicos e abrazos todo o tempo. A verdade é que non se entende nada», cuestiona Javier García, gerente de este negocio, que al igual que el resto de empleados permanece en cuarentena desde principios de esta semana.

Afirma que no tiene ni idea de dónde se pudo producir el contagio «porque é unha persoa que vai da casa ao traballo e do traballo á casa. A verdade é que sempre pensas que o virus lle vai a tocar ao veciño e non a ti, pero tocounos a nós». El boirense explica que todo comenzó hace justo una semana, cuando el empleado tuvo un poco de fiebre y le mandaron hacer las pruebas. Al confirmarse el positivo, Sanidade rastreó en su entorno más cercano, pero no encontró nada. Eso sí, todos fueron confinados. «Din que temos que estar dez días na casa, pero como logo hai que facer outra segunda PCR e esperar o resultado, estou vendo que a semana que vén tamén a imos perder», destaca resignado Javier García.

Además del taller Vulco Boiro, el empresario tuvo que cerrar el negocio de compra-venta de vehículos porque el trabajador contagiado tuvo contacto con el compañero que atiende ese establecimiento, aunque afortunadamente pudo mantener abierta la gasolinera Garlou. «Teño dúas das tres patas da empresa pechadas e menos mal que puidemos manter traballando a estación de servizo», suspira un tanto aliviado el empresario boirense, que espera que esta pesadilla pueda acabar cuanto antes.

Apoyo de la clientela

Agradece inmensamente el gran respaldo que le está demostrando la clientela para poder superar este pequeño bache «porque son xente moi fiel e de plena confianza que nos está apoiando moito». Sin embargo, critica que no haya unas ayudas específicas para hacer frente a esta situación.

En este sentido, reconoce que, además de que estará durante cerca de 15 días sin facturar, «hai que seguir pagando todos os gastos fixos e as facturas, e non hai absolutamente ningunha axuda», lamenta Javier García.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Sempre pensas que o virus lle vai a tocar ao veciño e non a ti»