Los concellos aguardan 40 millones en inversión del presupuesto gallego

Mejoras viarias y de saneamiento constituyen el grueso de las demandas a la Xunta


ribeira / la voz

Tras la presentación de unos presupuestos del Estado en los que la comarca prácticamente ha quedado excluida, los ayuntamientos tienen su mirada puesta en los de la Xunta. Los ejecutivos locales esperan arrancar de las cuentas gallegas más de cuarenta millones en inversión. El grueso de las demandas persiguen mejoras viarias y en materia de saneamiento, pero tampoco faltan otros proyectos largamente demandados. Uno de ellos es el traslado del colegio de Portosín. En este caso, Costas debería asumir el derribo y, el Gobierno autonómico, la edificación de un nuevo centro en una parcela cedida por el Concello. El alcalde sonense, Luis Oujo, justifica la necesidad por los problemas que ocasiona la proximidad del actual al mar.

Ateniéndose a las expectativas de los dirigentes locales, los desembolsos más cuantiosos estarían en Ribeira, con unos diez millones, y Boiro, que eleva la cuantía hasta los 18. En la capital barbanzana, Ruiz Rivas confía en que las cuentas autonómicas reserven unos ocho millones para la circunvalación y otros dos para la humanización de la travesía de la AC-305 en Palmeira, una propuesta elaborada por la Fundación RIA a instancias de la Consellería de Infraestructuras.

Precisamente, en la dirección de mejorar la seguridad vial y la integración de la AC-305 avanza una de las peticiones del gobierno de Boiro, que propone una remodelación integral del tramo que pasa por el casco urbano y la adecuación del que discurre por Cespón y Escarabote.

Además, persigue la consecución de otra depuradora, cuyo coste cifra en ocho millones, la reforma de la existente en Cabo de Cruz y el saneamiento de la cuenca del río Coroño.

De igual modo, completar la red de tratamiento de aguas residuales con la EDAR de Queiruga, cifrada en 1,2 millones, es uno de los objetivos de Luis Oujo.

Tanto el outiense Manuel González como la muradana Inés Monteagudo coinciden en la necesidad de efectuar en sus municipios sendas auditorías sobre el estado de la red de saneamiento.

Muelle comercial de A Pobra

Otra de las reclamaciones históricas, que hace unas semanas la nacionalista Rosana Pérez trasladó al Parlamento, es la apertura de canales en el espigón del muelle comercial de A Pobra para que fluyan las corrientes y puedan recuperarse bancos marisqueros estériles a causa de los lodos.

La musealización de la casa de Rafael Dieste y la extensión de la red de alcantarillado a los núcleos que carecen del servicio son algunas de las apuestas del rianxeiro Adolfo Muíños.

En el ámbito de las infraestructuras, el noiés Santiago Freire añade la reforma integral de la plaza de abastos, con un desembolso superior al millón de euros, y la conversión en club de remo de una nave de Abruñeiras, lo que supondría un coste de 400.000 euros. Además, subraya la necesidad de construir una glorieta en el cruce de A Barquiña y la adecuación de este vial en el tramo que va hasta la Alameda. En este caso, la obra rondaría el millón de euros.

Sin tener cuantificada la inversión, la muradana Inés Monteagudo apuesta por conseguir fondos para culminar la restauración del Cine París, después de que el Concello haya destinado una gran suma a evitar su desplome. Sí está cuantificado el gasto del arreglo de la avenida de Fisterra en A Serra de Outes, que Manuel González cifra en un millón, al tiempo que indica que el proyecto salió a información pública.

Por su parte, la lousamiana Teresa Villaverde habla de obras por importe superior a los 1,5 millones. Por un lado, la mejora de la seguridad vial en la carretera entre Lousame y Augas Santas y, por otro, la construcción de una depuradora en A Silva.

La recuperación y puesta en valor de Ponte Nafonso es otra de las intervenciones para la conservación de las infraestructuras.

 Una residencia de mayores, escuelas infantiles o centros de salud figuran entre las solicitudes

La mejora o dotación de servicios públicos esenciales también figura en la cartera de inversiones que los concellos quieren lograr. El gobierno boirense coge el testigo de sus antecesores en lo que respecta a la construcción de una residencia comarcal y el teniente de alcalde, Luís Ruiz, explica que ya se informó a la Xunta de que tiene a su disposición dos terrenos. La estimación es que supondría unos cinco millones. Además, el ejecutivo reclama una tercera escuela infantil. Afirma que el mismo año que se estrenó la segunda, hubo niños que se quedaron sin plaza.

Tampoco cede en su empeño de lograr un nuevo centro de salud para Porto do Son el equipo liderado por Luis Oujo. Comenta el regidor que el Concello ha puesto a disposición de la Xunta unos terrenos en Xío. Sin embargo, el mandatario es consciente de que la pandemia impone restricciones: «Non sei se coa crise do coronavirus poderá incluírse esta obra».

Otro ambulatorio con deficiencias es el de A Pobra, cuyo gobierno confía en que la Xunta sufrague nuevas reformas.

SÁLVORA

Prioridades

El covid impone su propia hoja de ruta, porque además de alterar la vida de las personas tal y como la conocíamos hasta ahora obliga a destinar recursos económicos a paliar los efectos que provoca. Es una circunstancia que va a condicionar en gran medida los presupuestos de la Xunta. No queda más remedio que establecer prioridades, el problema es que muchas actuaciones llevan tiempo aguardando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los concellos aguardan 40 millones en inversión del presupuesto gallego