El alquiler de pisos para estudiantes gana mercado en el área barbanzana

Ciclos formativos de Noia, Ribeira, O Son y A Pobra atraen a jóvenes de todas las provincias


ribeira / la voz

Son muchos los jóvenes de la comarca que cada semana emprenden camino hacia alguna de las ciudades universitarias de Galicia, en las que el flujo de alumnos ha permitido la consolidación de un lucrativo negocio de arrendamiento de viviendas. Sin embargo, el creciente interés por cursar ciclos formativos y el gran tirón del que gozan varios de los que se imparten en institutos de Barbanza está propiciando que gane mercado el alquiler de pisos para estudiantes.

Los polos de atracción son especialidades que se realizan en el ribeirense CIFP Coroso, los noieses Virxe do Mar y Campo de San Alberto, así como en los institutos de Porto do Son y A Pobra. Se trata de ciclos como el superior de Automoción, o los de Conducción de Actividades Físicas, Laboratorio Clínico, Vídeo Disyóquey y Dietética, con una demanda a nivel autonómico que está por encima de la oferta. Esto favorece que, en la búsqueda de plazas, algunos chavales deban matricularse en centros muy alejados de sus hogares.

La responsable de una inmobiliaria de Noia señala que este curso han registrado una elevada solicitud de alojamientos para clientes estudiantiles. Comenta que se trata de jóvenes procedentes de localidades pontevedresas como Tomiño o Tui e, incluso, de Ponferrada.

Contratos con cláusula covid

Dada la excepcional situación motivada por la crisis sanitaria, en esta agencia han optado por incluir en los contratos una cláusula covid. La profesional explica que establece las cuantías que deben pagar los inquilinos en el caso de dejar el piso temporalmente por un confinamiento, así como los derechos de arrendador y arrendatario. Sin embargo, por ahora son contadas las inmobiliarias que la aplican.

Entre quienes han recalado en Ribeira por causas formativas figuran media docena de jóvenes procedentes de diferentes municipios de Ourense: David Pérez, Roberto Figueroa, María Dolores Gómez, Óscar Moldes, Alexánder Pérez e Iván Sola. Están en primer curso del ciclo superior de Automoción y coinciden en reclamar una ampliación de la oferta en la ciudad ourensana.

Varios de ellos comparten piso y David Pérez comenta que no tuvieron dificultades a la hora de arrendar: «Poñen aos nosos pais como avalistas». Dado que en Ourense hay mayores restricciones de movilidad debido al coronavirus, Alexánder Pérez señala: «Case mellor estar aquí». María Dolores Gómez, residente en O Carballiño, destaca que «cada vez que entro ou saio teño que ensinar o xustificante de que é por motivos de estudos».No han tenido problemas para adaptarse: «Cando chegas non sabes nin onde están os supermercados, pero pronto te adaptas», dice Roberto Figueroa.

El director del CIFP Coroso, Antonio Teira, subraya que el centro tiene a un elevado número de estudiantes llegados de distintas provincias: «Algúns van e veñen, pero outros non poden facelo polas distancias».

También a Porto do Son llegan chavales de fuera para cursar la especialidad de Conducción de Actividades Físicas. Lo afirma Cristina Queiruga, responsable de una inmobiliaria sonense. Comenta que «levamos xa varios anos alugando pisos a mozos que veñen de Vigo, Ourense, Viveiro ou da Costa da Morte».

Aunque la mayoría de profesionales dicen que no han tenido problemas, en alguna inmobiliaria comentan que varios propietarios descartaron alquilar por miedo a fiestas o daños.

Áurea Pouso: «Es una buena opción para quienes desean tener los inmuebles libres en verano»

Al frente de la inmobiliaria Keliam en A Pobra, Áurea Pouso comenta que ha formalizado contratos tanto para estudiantes en Santa Uxía como en A Pobra. Explica que «es una buena opción para quienes desean tener los inmuebles libres en verano. Hay muchos propietarios que buscan un perfil de inquilinos que solo estén durante los nueve meses que dura el período lectivo».

Pouso explica que el alquiler de pisos a estudiantes es minoritario en la comarca, aunque reconoce que en los últimos años hay un mayor flujo de jóvenes que se desplazan y no faltan quienes comparten vivienda.

En este sentido, Pouso precisa que otro nicho de mercado son los profesionales que acuden a trabajar a alguna de las industrias radicadas en el polígono de A Tomada: «Hay personas que vienen por un período corto de tiempo, pero que prefieren alojarse en un piso porque tienen mayor libertad y no se ven forzados, por ejemplo, a comer fuera».

Sálvora: Tirón

Varios de los ciclos de FP que se imparten en la comarca tienen un importante tirón. En algunos casos porque esta formación les permite un rápido acceso al mercado laboral y, en otros, porque la enseñanza superior constituye la vía para el acceso a una carrera. Aunque se trata de un grupo minoritario, la zona cuenta con especialidades muy demandadas. El fomento de las áreas formativas puede favorecer también una destacada dinámica económica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El alquiler de pisos para estudiantes gana mercado en el área barbanzana