El covid y el mal tiempo ensombrecen el Sábado Negro

Los comerciantes noieses fían el buen resultado de su última campaña de descuentos a la jornada dominical


Noia / La Voz

«Está una tarde de sofá y manta». Así resumían comerciantes de Noia cómo estaba transcurriendo la jornada de descuentos impulsada por la patronal. En otras ocasiones este tipo de campañas son un revulsivo para las tiendas, pero esta vez la celebración del Sábado Negro se ha visto ensombrecida por el mal tiempo y por la sombra del covid-19.

A diferencia de años anteriores, esta décima edición de la campaña no se ciñe solo a la jornada del sábado, sino que se amplió al viernes y al domingo, y a este último fían muchos comerciantes sus esperanzas para que les salgan las cuentas. En lo que respecta al primer día de descuentos, las tiendas sí percibieron una mejoría en las ventas. Sin embargo, en muchos casos la tarde de ayer estuvo más parada de lo previsto: «Tampoco se ve movimiento en la calle, el viernes por lo menos se trabajó, pero hoy [por ayer] está muy parado. Está mal tiempo, es fin de mes y el susto que tenemos otra vez en el cuerpo por el coronavirus no ayudan demasiado», explicaba Nuria Arufe, de Imán Moda.

Con todo, la rebaja del 20 % en productos de temporada es un aliciente que muchos no han querido desaprovechar, como explicaba Juan Casais. Reconoce que, dadas las circunstancias, es muy difícil que el resultado de la campaña de este año pueda mejorar al pasado, pero no se queja: «Tivemos movemento na tenda durante todo o día. Non podemos compararnos co ano pasado, pero xa estiramos o Sábado Negro a toda a fin de semana e espero que entre os tres días nos dean as contas».

Evitar aglomeraciones

Uno de los objetivos de ampliar la iniciativa comercial era evitar que se registrasen aglomeraciones en las tiendas o que la clientela tuviera que estar esperando su turno a las puertas de los negocios, y en ese sentido la apuesta ha sido positiva: «Está claro que o sábado non vas ter a mesma xente porque se reparte durante os tres días».

En cuanto a las ventas, en Deportes Casais explican que como comercializan productos específicos muchos han aprovechado los descuentos para equiparse para el invierno, «sobre todo para equipar aos rapaces para a escola».

Tampoco se quejaba del resultado del Sábado Negro María José Caamaño, responsable de Bebé Chico, una tienda de productos de puericultura que también está notando el covid: «La gente está comprando lo básico, y provisionándose para nuevos nacimientos por si decretan el estado de alarma». En su caso, también apuntaba al mal tiempo como un factor determinante: «Va bastante bien, aunque si no fuese por el tiempo podría ir mejor».

Todavía queda por delante un día más de descuentos para la treintena de comercios que participan en la campaña de Noia Histórica y que hoy abrirán sus puertas en horario matutino: «Aquí los domingos hay ambiente por el mercadillo, a ver si ayuda a aumentar las ventas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid y el mal tiempo ensombrecen el Sábado Negro