Hemeroteca: El naufragio de un barco recién estrenado dejaba dos víctimas en Barbanza

Un muradano y un carnotano fallecían al volcar el Nuevo Isabel Once frente a Cascáis


El Nuevo Isabel Once era un pesquero que el 15 de octubre de 1999 salió del astillero de Avilés, donde había sido construido, rumbo a las Palmas de Gran Canaria, donde estaba previsto que se dedicara a la pesca artesanal. Pero nunca llegó a su destino. A la altura de Cascáis, en el litoral portugués, naufragó al verse sorprendido por un fuerte temporal. Los tres marineros que formaban la tripulación, un lucense afincado en A Coruña; un joven estudiante de náutica de Muros, Manuel Fernández Fiuza; y un mecánico de Carnota, Ramón Tajes Ribeiro, desaparecieron. Se daba la circunstancia de que este último, vecino de Pedrafigueira, había logrado sobrevivir en el pasado a un hundimiento en Canarias.

El pesquero volcó al verse sorprendido por una gran ola, que no dio tiempo a sus tripulantes a emitir la señal de socorro. Pese a ello, turistas y vecinos fueron testigos desde la costa de como el mar engullía el barco y en la zona se montó un amplio dispositivo, que se canceló varios días después sin que se hallaran los cuerpos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Hemeroteca: El naufragio de un barco recién estrenado dejaba dos víctimas en Barbanza