El PSOE de Boiro acusa a la cúpula del PP de estar detrás de los movimientos para una moción de censura

Marta Gómez Regenjo
M. Gómez RIBEIRA

BARBANZA

Aporta como prueba unas fotografías de Diego Calvo y Miguel Tellado con miembros del PP boirense

10 oct 2020 . Actualizado a las 15:20 h.

Las sospechas del PSOE de Boiro sobre las maniobras para orquestar una moción de censura para apear a José Ramón Romero de la alcaldía fueron calificadas por el Partido Popular, tanto a nivel local como provincial, como una cortina de humo para desviar la atención sobre la gestión del gobierno municipal. La respuesta de los socialistas no se ha hecho esperar, y aporta además lo que considera que son pruebas suficientes para poder afirmar que la cúpula del PP está detrás de los movimientos para provocar un cambio político en el Concello boirense.

La agrupación del PSOE de Boiro señala que las alusiones del PP a una cortina de humo lanzada por ellos mismos lo que pretenden es «agochar a súa directa e torpe participación nesta sucia operación» y afirman con rotundidad: «A moción de censura que se pretendía levar a cabo, e que nós anunciabamos que se estaba a negociar, estaba dirixida dende as máis altas esferas do partido». Y como prueba de ello aportan unas fotografías en las que se ve a Diego Calvo, presidente del PP provincial, y a Miguel Tellado junto a miembros del partido de Boiro esperando a las puertas de la sede de la formación.

Las imágenes de los dirigentes populares, tomadas según los del puño y la rosa «nas horas cruciais da negociación», son para el PSOE una pruebas irrefutable que «corrobora a participación da cúpula populas nos escuros movemetos que estaban levando a cabo naquel momento».

Moción de censura en Boiro: Del «algo hai» de Velo al «no hay nada» del PP

Marta Gómez

Que el PSOE hiciera públicas sus sospechas de que en Boiro se está fraguando una moción de censura para apartar a José Ramón Romero de la alcaldía no ha causado demasiada sorpresa entre los demás grupos políticos, que estaban al tanto de los incesantes rumores que desde hace unas semanas apuntan en esa dirección. El PP, principal partido de la oposición, mantiene lo dicho por su número dos en el Ayuntamiento boirense, que no hay nada y que el paso dado por los socialistas es una cortina de humo, pero Manuel Velo reconoció ayer que «algo hai». El tiempo dirá si es así o no, pero todo apunta a que quedan por delante meses convulsos para la política local.

Seguir leyendo