Adrián Alves: «Me hubiera gustado que mi padre me viese debutar en la Superliga»

El líbero del equipo boirense cumplió el sábado el sueño de jugar en la élite


Iba para futbolista, pero acabó en el voleibol. Adrián Alves Castro, Chicho, (Boiro, 1986) es el jugador más veterano de la plantilla del Rotogal Boiro y acaba de cumplir un sueño: debutar en la élite de este deporte, en la Superliga. Es un logro que le llena de satisfacción. El líbero del equipo aún no se lo cree y aunque la oportunidad le llegó algo tarde, lo único que quiere es disfrutar y vivir este momento tan importante para él y para el club. Es licenciado en INEF y tiene un máster de Formación y Profesorado.

-¿Cómo comenzó en el voleibol?

-Pues conocí esta modalidad deportiva a través del volei playa en Barraña, como la mayoría de los que practicamos esta actividad. Fue de casualidad. Yo jugaba al fútbol, que me apasiona. Además, en casa mi familia era muy futbolera. A los 14 años comencé a jugar para divertirnos y poco a poco me fue atrapando. Al año siguiente compaginaba las dos modalidades, pero con 14 años me pasé a la pista.

-¿Qué recuerdos conserva de esa época?

-Pues la verdad es que son los mejores recuerdos deportivos de mi vida. La adolescencia, la playa, los amigos y disfrutando jugando al volei playa. Incluso llegamos a competir en un campeonato gallego y quedamos entre los primeros.

-¿Cuándo se dio cuenta de que se podría dedicar de manera profesional a este deporte?

-Cuando me incorporé al club me integré en el equipo de juveniles y ya disputé partidos con el primer equipo. En aquella época estábamos en competiciones autonómicas y me di cuenta que esto era lo que quería hacer.

-Entonces fue rápida su progresión en el club, ¿no?

-La verdad es que sí. Éramos un grupo muy unido que teníamos muy claro a dónde queríamos llegar. Nuestro objetivo era captar adeptos y que en la localidad se hablase y jugase al voleibol. Creo que lo hemos conseguido. Hoy tenemos más de 200 chavales en todas las categorías y 13 equipos en diferentes competiciones, tanto masculinas como femeninas. El club es una pequeña empresa y con un gran equipo humano.

-¿Qué significó para usted debutar en la Superliga?

-El sábado sentí una gran emoción. Me acordé mucho de mi padre, que murió hace poco tiempo, pues siempre me acompañaba cuando jugaba, tanto al fútbol como al voleibol. Me hubiera gustado que mi padre me viese debutar en la Superliga. Para mi es como un sueño que, aunque me llegó tarde, lo estoy disfrutando y gozando.

-¿Cómo se sintió en la pista el sábado en su debut?

-Pues la verdad que muy cómodo. Siempre tienes dudas, pero no fue el caso en esta ocasión. Estaba muy motivado y eso que jugamos contra un equipazo.

-Enfrente había un rival de un elevado nivel.

-Es de lo mejorcito de la liga. Estará peleando por el título. A pesar de que perdimos 0-3, le hicimos frente. En el primer set fuimos muy igualados hasta el final y en el tercero estuvimos a punto de sorprenderlos. Competimos muy bien, pero no pudo ser.

-¿Es posible la salvación?

-Sinceramente creo que sí. Hay cuatro equipos muy potentes que lucharán por el título como son el Unicaja, el Teruel, el Guaguas y el Palma. El resto estamos en un nivel muy parejo. Esta temporada somos 14 equipos en la Superliga y bajan cuatro, pero vamos a pelear y a dar alegrías a nuestra afición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Adrián Alves: «Me hubiera gustado que mi padre me viese debutar en la Superliga»