Las velas iluminaron a la Mercé

Los fieles arroparon la celebración en honor de la santa


Como cada 24 de septiembre, la capilla pobrense de A Mercé se engalanó ayer para vivir su día grande, una jornada especial que se vio empañada este año por la crisis sanitaria del coronavirus. Aunque hubo un poco menos afluencia de gente debido a las medidas de seguridad por el covid-19, esta situación no amilanó a las decenas de fieles que se acercaron desde primera hora de la mañana a rendir su particular homenaje a la santa.

La lluvia también jugó en contra de las celebraciones, pero, entre chaparrón y chaparrón, los grupos de gaitas Trécola y Os Caraveiros recorrieron la parroquia de Santo Isidoro de Postmarcos para recordar a los vecinos que era un día de fiesta. Además, en la capilla se repitieron las misas cada hora, y no faltaron los centenares de velas encendidas para honrar a la virgen, puesto que en esta ocasión se colocaron los velorios tanto dentro como en las puertas del templo.

El párroco Marcelino Sánchez reconoció que «houbo máis xente da esperada, e todas as misas estiveron cheas». Apuntó que se tomaron todas las medidas de seguridad «e toda a xente estivo con máscara, gardando as distancias, e a capela tivo as xanelas abertas para que correra o aire».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las velas iluminaron a la Mercé