Manuel Ruiz teme que la oposición tumbe el proyecto del nuevo auditorio

El regidor advierte que pueden perderse unos tres millones de euros


ribeira / la voz

La corporación municipal de Ribeira celebrará el próximo lunes un pleno que puede ser decisivo para el futuro del auditorio que está previsto construir en las inmediaciones de la plaza del Centenario. El alcalde, Manuel Ruiz Rivas, ofreció ayer una rueda de prensa en la que mostró su temor a que la oposición tumbe este proyecto y se pierda el dinero que se ha ido consiguiendo de distintas Administraciones para llevar a cabo esta actuación.

El mandatario inició su intervención diciendo: «O que quero é poñer en coñecemento dos veciños de Ribeira os problemas que xurdiron coas obras do novo auditorio». Desgranó todo el proceso de la futura infraestructura, e indicó que en un principio se habló de levantar el nuevo inmueble en las ruinas de la discoteca Hesta Kurva, situada en las afueras de la ciudad, pero los técnicos descartaron la propuesta «porque non eran a máis adecuada e había que apostar por construílo no centro para dinamizar o casco urbano». Para ello, desde el ejecutivo local dieron otro paso adelante, y «compramos un terreo á Seguridade Social por 400.000 euros». El futuro auditorio comenzaba a tomar forma, «xa tiñamos o sitio e máis unha subvención da Unión Europea de dous millóns de euros», relató.

El proyecto continuó con un concurso de ideas que ganó un estudio mallorquín. A continuación, en pleno proceso de licitación, se detectó que los costes de los materiales calculados por los diseñadores del proyecto no se ajustaban al valor de mercado. El resultado: que el presupuesto era inferior al precio real de la obra.

Aumento del precio

La actuación tenía un presupuesto inicial de unos 3,6 millones de euros, pero en la actualidad se ha disparado un millón más. Según el mandatario ribeirense, para afrontar esa inversión, a los dos millones de la UE hay que unir 900.000 euros que consiguió de la Xunta y también cuenta, según dijo, con una ayuda de la Diputación.

Ruiz Rivas siguió detallando que, en un pleno celebrado el año pasado, la corporación aprobó que el Concello invirtiera en el nuevo auditorio una partida de un millón y medio de euros. No obstante, en la actualidad, «eu conseguín baixar esa cifra en 300.000 euros que poderemos investir en outras cousas, polo que aos ribeirenses non lles custará máis cartos», subrayó.

Sin embargo, será la corporación la que deba aprobar si continuar con el proyecto o dejarlo en el aire. El alcalde es partidario de seguir adelante para evitar que se pierdan las ayudas concedidas por la Unión Europea y la Xunta de Galicia. La mejora costará a las arcas municipales 1,2 millones de euros, el 38 % de la actuación y «menos do que aprobou o pleno hai case un ano para a obra, polo que agora non poden vir os partidos da corporación e botalo abaixo».

Manuel Ruiz se comprometió a seguir trabajando y gestionando nuevas ayudas, tanto de las Administraciones públicas como privadas con la finalidad de que «saia máis barato».

Llamamiento

Iniciar un nuevo concurso de ideas tardaría unos seis meses y la adjudicación otro medio año por lo que «perderiamos os cartos que xa temos concedidos para o novo auditorio». Ante esta situación, hizo un llamamiento a la corporación para que pueda dar continuidad a la iniciativa y más aún cuando el ejecutivo invertirá en la obra menos dinero del previsto por los concejales hace un año.

Ruiz Rivas solicitó a los grupos con representación municipal que «nos deixen gastar o diñeiro que conseguimos doutras Administracións e que se utilicen para beneficio dos veciños do municipio, pois senón podemos perder eses cartos e quedarnos sen o futuro auditorio». La decisión final se conocerá el próximo lunes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Manuel Ruiz teme que la oposición tumbe el proyecto del nuevo auditorio