El reciclaje de vidrio en Barbanza equivale a la carga de 700.000 móviles durante un año

Los vecinos de la comarca se sitúan a la cabeza de Galicia en volumen de envases de cristal que tiran a los contenedores


RIBEIRA / LA VOZ

Es un gesto simple, pero de un gran valor ambiental. Tirar una botella de vidrio en el contenedor verde no solo ayuda a mantener más limpio el entorno, sino que también contribuye al ahorro de una importante cantidad de energía. Parecen saberlo bien los barbanzanos que, durante el año pasado, aprobaron con nota en este ámbito al recuperar para su reciclaje un total de 2.505.670 kilos de vidrio, la cifra más elevada de la zona desde que se publican datos y una cantidad equivalente, por ejemplo, a la electricidad necesaria para cargar 700.000 teléfonos móviles durante un año entero.

La recuperación del envases de cristal pasa por ser una de las tareas de reaprovechamiento de los residuos que más y mejor redundan en el cuidado del medio ambiente, tal y como explican desde tal Ecovidrio, la empresa sin ánimo de lucro que se dedica al reciclaje de este producto en España. No en vano, este material puede usarse y reciclarse de forma infinita sin que, por ello, pierda ninguna de sus propiedades. Circunstancia esta que, además de contribuir a ahorrar energía -puesto que el vidrio recuperado cuesta la mitad convertirlo en envase que partiendo de cero-, evita el coste añadido de tener que obtener materias primas para la elaboración de nuevos recipientes.

Combustible

Según los cálculos realizados por Ecovidrio, por cada tonelada depositada en los contenedores se ahorra una energía equivalente a 130 litros de combustible y se evita malgastar 1.200 kilos de materia prima. Extrapolado al ámbito local, supondría llenar el depósito de combustible de casi 6.000 automóviles y ahorraría la extracción de más de 3.000 toneladas de recursos naturales como sílice, dolomita o arcilla de aluminio.

Aunque son susceptibles de mucha mejora -Baleares, por ejemplo, promedia 41 kilos de vidrio recogidos por persona-, los datos sobre reciclaje de la comarca son muy destacados. Sobre todo si se tiene en cuenta que la media barbanzana es de 21 kilos por habitante, cuatro por encima de la media de todos los municipios de Galicia y dos más que el promedio estatal.

En este sentido, destacan Muros y Porto do Son que pasan por ser los concellos de la zona donde su población está más implicada en darle una nueva vida al vidrio al recoger 27 y 26 toneladas de envases de cristal, respectivamente, durante el año pasado. Por encima de la veintena también están Boiro y Carnota -24 kilos por habitante-; Noia y Outes con 22, y Mazaricos, con 21. En el otro extremo está, paradójicamente, Ribeira que pese a ser el municipio con mayor población es también el que peores cifras registra de todo el área barbanzana con unos escasos 15 kilos por habitante.

Campañas divulgativas

Si bien el reciclado de vidrio registra una línea claramente ascendente durante los últimos años en la zona, tanto desde Ecovidrio como desde la Consellería de Medio Ambiente se siguen realizando campañas divulgativas sobre la importancia de aumentar el volumen de reciclado, principalmente en ámbitos como el de hostelería.

También las Administraciones locales han realizado una labor importante a la hora de promover la recuperación de envases de cristal que se refleja en el hecho de que el número de contenedores disponibles se ha duplicado en poco más de una década hasta alcanzar los 650 actuales. Solo en el último año se instalaron una veintena de nuevos recipientes en diferentes núcleos de la zona.

Con todo, el área barbanzana sigue por encima de la ratio de contenedores por habitante que se registra en el conjunto de Galicia al promediarse más de 180 habitantes por punto de recogida, un 15 % más que la media comunitaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El reciclaje de vidrio en Barbanza equivale a la carga de 700.000 móviles durante un año