Los dos vertidos en playas de A Pobra no procedían de la red municipal

El Concello inspeccionó todos los conductos y bombeos y comprobó que funcionaba perfectamente


ribeira / la voz

Los dos vertidos contaminantes que se detectaron este verano en aguas de las playas de Os Areos y Os Raposiños no se originaron en la red de saneamiento municipal ni en la depuradora. Esa es la conclusión a la que ha llegado el Concello de A Pobra después de iniciar una investigación para conocer la causa de estos focos, y que incluyó dos inspecciones de los conductos, pozos de bombeos y emisario a cargo del personal del área de Medio Ambiente y de técnicos de Augas de Galicia.

La concejala responsable de esta área, Genoveva Hermo, explicó ayer que, aunque por el momento no se dispone de «probas sólidas que sosteñan cal foi a causa, si que hai un esforzo en tempo e recursos para indagar a orixe e que non se repita».

Tranquilidad

El alcalde pobrense, Xosé Lois Piñeiro, quiso hacer una llamada a la tranquilidad y recordó que los dos hechos fueron puntuales, puesto que los segundos análisis realizados a los pocos días en ambas playas confirmaron que ya no había restos contaminantes.

«As augas das nosas praias seguen sendo de calidade excelente e non deben de preocuparse en absoluto a día de hoxe», apuntó, al mismo tiempo en que insistió que la red de saneamiento funciona correctamente. «As competencias do Concello están cubertas e estámolas levando a cabo», reconoció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los dos vertidos en playas de A Pobra no procedían de la red municipal