Hemeroteca: Unos ladrones maniataban y robaban al cura de Cespón

Los delincuentes se subieron a un balcón y luego hicieron un hueco para entrar en la vivienda


Tal día como hoy, hace 101 años, la portada de La Voz de Galicia se hacía eco de un suceso que tenía como protagonista al párroco de Cespón, Francisco Espín Mauris. Aprovechando la oscuridad de la noche, dos ladrones se colaron en la vivienda del sacerdote, un anciano de 87 años que en ese momento se encontraba durmiendo.

Los cacos subieron a un balcón y luego hicieron un agujero con una barrena para entrar en la vivienda, donde sorprendieron al hombre en el dormitorio. A continuación, procedieron a maniatarlo, al mismo tiempo que le exigían saber donde había guardado todo el dinero. El cura, que tenían problemas de vista y de oído, solía dejar un revólver en la mesilla de noche, pero el arma fue descubierta por los delincuentes, que decidieron encañonarlo para que el cura confesara dónde tenía guardados todos sus ahorros. Finalmente, se rindió y les dijo que estaban en un cajón del escritorio, del que se llevaron «un billete del Banco de España de 1.000 pesetas, treinta de 100, y 250 pesetas en monedas de cinco», apuntaba La Voz.

Los cacos también se apropiaron de un reloj de bolsillo con leontina de oro y de dos efigies, una de la Virgen de Lugán de Buenos Aires y otra del Carmen, así como del revólver y de una caja con balas. El valor de todo el material robado ascendía a unos 4.800 pesetas y, antes de marcharse, los delincuentes liberaron al cura, pero le advirtieron que no se le ocurriera denunciarlos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Unos ladrones maniataban y robaban al cura de Cespón