La vela suelta amarras en Barbanza

Las regatas Pitusa Sabín, Hotel Galatea y Gadis dan el pistoletazo de salida a la temporada


Ribeira / la voz

La temporada de cruceros de Barbanza, que pendió de un hilo por la pandemia del covid-19, vivirá su pistoletazo de salida este sábado. Lo hará de la mano de dos pruebas icónicas: la 32 edición de la Regata Pitusa Sabín-Mar de Finisterre y la vigesimocuarta Regata Hotel Galatea. No serán las únicas. El próximo día 29 se celebrará en Ribeira la Regata Gadis, otra cita para que los amantes de la vela batallen en las aguas arousanas.

«Dada a situación que vivimos este verán tiñamos que facer algo. Non queríamos pasar o ano en standby e menos perder a Regata Galatea, xa son sete anos seguidos que vén a Cabo de Cruz. É unha fixa no calendario», aseguró el presidente de Club Náutico Boiro, Manuel Fajardo, quien lamenta que este año no pueda coincidir con la prueba de la Liga ACT de remo: «Era un espectáculo ver saír aos veleiros e as traíñas á vez. Pero non queríamos aglomeracións de xente. Podía ser perigoso».

La Regata Galatea partirá el sábado, a las 12.00 horas, del Náutico de Portonovo. Se espera que una veintena de barcos suelten amarras en la ría de Pontevedra para llegar a Boiro alrededor de las 18.00. Serán 19 millas náuticas que deberán repetir el domingo, aunque en dirección inversa. «Máis que unha proba é tamén un momento de fraternidade. Tivemos que facer un esforzo extra para organizala, pero as medidas de seguridade serán as mesmas en terra que no mar», sentenció el propio Fajardo.

En Portosín se vivirá una nueva edición de otra prueba fetiche, la Mar de Finisterre, que por sexto año cuenta con el patrocinio de Pitusa Sabín. Se disputará a doble jornada y será puntuable para la Copa Galicia. «La inscripción es de 27 barcos. Es una cifra muy buena que indica que mucha gente tenía ganas de navegar», explica el comodoro del club, Fernando González.

Recorrido

La Mar de Finisterre repetirá el itinerario de los años pasados. El sábado zarpará de Portosín para hacer un trayecto hasta la baliza del Carromeiro Chico, muy cerca del antiguo fin del mundo romano. «Son unas 35 millas. El domingo tendremos un recorrido por nuestra ría, pasando por Porto do Son y Muros. Hay previsión de unos 15 nudos, por lo que se espera una buena jornada», afirma González, que también apuesta por la seguridad como garantía para los participantes: «En las zonas comunes queda prohibido ir sin mascarilla y tampoco haremos las meriendas típicas del club. Eso sí, habrá un cátering que recogerá un tripulante de cada barco para que la convivencia sea solo con las personas que navegan».

En Ribeira, las ganas de volver a soltar amarras también llevaron a la directiva a mover ficha para organizar la Regata Gadis. Será la decimoquinta edición de la prueba y, al igual que el resto de clubes, se aplicarán con severidad los protocolos para evitar cualquier tipo de contagio. Aunque algunas de las pruebas reinas del náutico de la capital barbanzana ya son irrecuperables, como es el caso de las regatas Frinsa y Congalsa, para el sábado 29 se espera que sobre unas 20 embarcaciones completen el típico recorrido por el interior de la ría de Arousa.

Lo que ocurra en estas tres pruebas marcará el devenir de las tres instituciones en lo referente a la organización de más competiciones. «Para finales de septiembre u octubre tenemos pendiente de realizar el campeonato gallego de láser. No está la fecha cerrada y dependemos de como evolucione todo», anuncia el comodoro de Portosín. En Boiro, la intención es la misma, asegura Manuel Fajardo, que también quiere que la vela siga ondeando en las aguas barbanzanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La vela suelta amarras en Barbanza