Los varamientos de cetáceos se disparan en las playas de Barbanza

Desde enero ya se han recogido más de medio centenar de animales


ribeira / la voz

Las playas de la comarca son el destino elegido cada año por centenares de turistas para disfrutar del mar, pero también se han convertido en el lugar donde acaban varando un gran número de mamíferos marinos, muchos de los cuales llegan muertos. La cifra se ha triplicado desde el 2015, y de los 475 animales recogidos en el 2019 en toda Galicia, más de la mitad se localizaron en los arenales barbanzanos.

La situación no ha variado mucho en este 2020 -donde el balance de varamientos ya supera el medio centenar en la comarca-. Aunque con el estado de alarma y el confinamiento de la población el número de avistamientos se redujo, fue con la llegada de la desescalada cuando comenzaron a recibirse llamadas alertando de la presencia de animales muertos en los arenales, principalmente delfines comunes.

«Cando a xente empezou a saír da casa e a pasear polas praias disparáronse os avisos», explica Alfredo López, biólogo de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma), entidad que mantiene contacto con los servicios de Protección Civil municipales para retirar estos cetáceos.

Moitas veces porque se enredaron nas redes dos barcos e lles cortan as colas e outras porque están enfermos e non son capaces de sobrevivir»

Reconoce que el 90 % de los mamíferos que acaban en las playas barbanzanas están muertos: «Moitas veces porque se enredaron nas redes dos barcos e lles cortan as colas e outras porque están enfermos e non son capaces de sobrevivir». La presencia de residuos en el agua es otro factor añadido, aunque aquí Alfredo López aclara que «nos golfiños a incidencia é mínima, pero si falamos de cachalotes, o 70 % chega con plástico no estómago».

Tortuga rescatada

La que también se tragó una buena cantidad de este material fue una tortuga marina rescatada en Abanqueiro. Quienes lograron salvarla decidieron ponerle el nombre de la localidad boirense. Desde el Cemma señalan que «estivo durante moitos días defecando plástico, que estaba obstruíndo gravemente o seu aparato dixestivo e era un lastre para poder nadar». Además, el ejemplar tenía un peso inferior a los dos kilos y presentaba varias heridas de poca consideración en las aletas y en el caparazón.

Gracias a los cuidados proporcionados por los especialistas del Cemma, Abanqueiro pasó las semanas del confinamiento recuperándose y cogiendo fuerzas para iniciar una nueva aventura. El pasado 8 de julio era liberada en O Grove para que iniciara su viaje a las aguas cálidas del Caribe, de donde es típica esta especie.

Esta tortuga marina pertenece al 10 % de animales que consiguen sobrevivir una vez que acaban varando en las playas de Barbanza. En lo que llevamos de año, la cifra apenas supera la media docena.

Lo más frecuente es la llegada de mamíferos marinos y, cuando se produce, miembros del Cemma se encargan de tomar muestras para saber la causa de la muerte y de registrar las características del animal.

   

Las aguas del municipio sonense también acogen a crías de tiburón

Un estudio realizado por los científicos del Instituto Español de Oceanografía concluye que desde hace años varias quenllas (Prionace glauca) eligen el interior del puerto de Muros para dar a luz, pero no es el único lugar de la comarca escogido por estos tiburones para alumbrar. De hecho, esta semana han sido vistos algunos de estos tiburoncitos en las playas de Boca do Río y de Aguieira, donde causaron expectación entre los bañistas.

Desde el Cemma recuerdan que son inofensivos, pero hay que dejarlos nadar tranquilos. En el caso de que estén varados, hay que devolverlos al mar con cuidado y utilizando una toalla. También hay que alertar a la coordinadora -llamando al teléfono 686 989 008- porque se está haciendo un registro de todos los ejemplares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los varamientos de cetáceos se disparan en las playas de Barbanza