Las terrazas crecen y se multiplican

Los hosteleros afrontan los límites de aforo ocupando espacios públicos


ribeira / la voz

Cuando abrieron sus puertas tras el largo confinamiento, los locales hosteleros afrontaron una nueva normalidad dominada por límites de aforo y distancias de seguridad que obligaban a reducir el número de mesas. En Barbanza, los empresarios se encontraron con la comprensión de los concellos, que dieron manga ancha para que los bares crecieran hacia el exterior. El resultado son calles y plazas convertidas en terrazas, un fenómeno que muchos aplauden, pero otros no dudan en criticar.

Buena parte de los vecinos se muestran comprensivos, conscientes de que esta ocupación del espacio público constituye la única salida que tienen los locales hosteleros para afrontar la difícil situación que ha dejado la pandemia. Esta permisividad se ve alimentada por las muchas personas que quieren tomar algo escapando de los lugares cerrados, los preferidos por el coronavirus para expandirse.

Otros en cambio no ven con tan buenos ojos este proceso de estiramiento que han experimentado las terrazas, sobre todo cuando la instalación de mesas y sillas se produce en aceras o zonas de tránsito, donde el espacio para los peatones queda reducido a la mínima expresión.

E incluso hay para quien este fenómeno ha motivado la aparición de barreras insalvables. Desde Ambar señalaron que, pese a que no se ha registrado de momento ninguna queja formal, sí hay usuarios que han mostrado su malestar. El personal técnico de la entidad tiene previsto realizar una inspección por los distintos núcleos y no se descarta contactar con los concellos para solicitar la intervención en algunos puntos que sean considerados sensibles.

Desde la asociación insistieron en la necesidad de dejar libres espacios que permitan el tránsito de las personas con movilidad reducida.

Para bien o para mal, el crecimiento de las terrazas deja imágenes nunca antes vistas en Barbanza, con calles, plazas e incluso zonas verdes repletas de mesas. En Ribeira, por ejemplo, dos locales hosteleros se han instalado en la Praza do Concello, algo nunca visto antes. Y en Noia, hasta es posible tomar un café en el entorno de una fuente que está en plena rotonda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las terrazas crecen y se multiplican