El covid y el miedo dejan bajo mínimos los campamentos

La precaución de las familias reduce a la mitad la demanda de las actividades


ribeira / la voz

Los campamentos de verano abren finalmente sus puertas con importantes modificaciones en sus carteles. Lo que antes era un elemento lúdico para los niños se convirtió este año en uno conciliador para las familias en las que ambos progenitores trabajan, requisito imprescindible en muchos de los concellos de Barbanza. El coronavirus ha provocado un descenso importante del número de plazas disponibles, ya que se vio reducido el ratio por monitor. A pesar de ello y de las medidas implantadas, estas actividades no fueron este año la primera opción, ya que padres y madres buscaron otras alternativas al problema de la conciliación. La demanda fue muy inferior a la de otros años y muchos concellos no completaron las plazas ni de lejos.

Rianxo

Con 130 vacantes. Fue uno de los concellos que lanzó la oferta más amplia, con 200 plazas disponibles, pero las solicitudes no llegaron a la mitad en Rianxo, cerrándose con 70 inscritos. Para facilitar la conciliación de los progenitores trabajadores se dividieron en tres puntos: el pazo de Rianxiño, Taragoña y Asados.

PORTO DO SON

De 400 a 50. La Movida Urbana de Porto do Son será este año O Son Concilia, que contará con un número de plazas muy limitado. Medio centenar de pequeños de entre 3 y 12 años empadronados en el concello y con ambos progenitores trabajadores son los que finalmente disfrutarán de un campamento muy diferente al de años anteriores.

a pobra

Por la mitad. Los campamentos de verano de A Pobra empezaron en junio con la mitad de los niños esperados en un principio. Eran 75 las plazas disponibles, con posibilidad de aumentarse si la demanda así lo requería, pero únicamente 38 familias contrataron finalmente este servicio.

outes

Con posibilidad de inscribirse. El Concello de Outes apostó este año por cambiar por completo la naturaleza de sus campamentos, ofreciendo en esta ocasión un servicio de conciliación. Horarios más amplios y duración prolongada, de casi tres meses, fueron los principales cambios. Las actividades comenzaron el pasado 29 de junio con 25 inscripciones en total, pero las listas se mantienen abiertas para aquellos que quieran sumarse.

RIbeira

Cuatro empresas y 44 críos. Ayudar a las familias a conciliar e impulsar a empresas locales era el objetivo de Ribeira para llevar a cabo sus campamentos de verano. La alternativa de dar bonos para ofrecer en las firmas adheridas, cuatro en total, se cerró con 44 pequeños, de los cuales el 90 % solicitaron el bono de conciliación.

BOIRO

Muy reducido. Tras un período de preinscripción para sondear a las familias, el Concello de Boiro dio luz verde a un campamento atípico y muy reducido. Un elemento conciliador al que finalmente asistirán nueve pequeños empadronados en el concello y con padres trabajadores.

lousame

Un único turno. El Concello de Lousame planteó este año hacer dos turnos de campamentos, con 20 niños en cada uno. La baja demanda fue motivo de cancelación de uno y se concentraron los 24 chiquillos en otro, que se llevará a cabo entre el 13 y el 24 de julio. Además, mantiene el servicio de concilia de todos los años.

mazaricos

Más de lo esperado. Ante las necesidades de los padres trabajadores, el Concello de Mazaricos suprimió este año los tradicionales campamentos de verano para ofrecer un servicio de conciliación. Con dos bases, en Eirón y A Picota, las plazas iniciales, 15, no fueron suficientes por la buena acogida de la iniciativa. Las listas se ampliaron y finalmente serán 20 los niños que disfruten del servicio.

carnota

La excepción. Estar empadronado en Carnota y con padres trabajadores fueron requisitos obligatorios para poder este año disfrutar de los campamentos de verano. De las 55 plazas ofrecidas en Carnota se solicitaron 52. Uno de los campamentos más numerosos que cerró las listas casi al 100 % de su capacidad.

noia

Campamentos lúdicos. El entretenimiento y la diversión se mantuvieron como el objetivo principal del Concello de Noia. Tres turnos de 15 días con plazas limitadas, pero con posibilidad de repetir en la siguiente si no se completase el número máximo.

muros

Por edades. Muros y Esteiro acogerán la primera y segunda quincena de julio los campamentos de verano. Serán 18 los niños que se sumen a cada turno para hacer actividades adaptadas a las circunstancias. El Concello abre la posibilidad a un tercer campamento en agosto sin división por edades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid y el miedo dejan bajo mínimos los campamentos